Urbem renace tras el concurso con su primera promoción de viviendas en una década

El fundador de Urbem, Pepe Pastor, con su hija y actual consejera delegada de la compañía, Vicenta Pastor. / lp

La histórica constructora y promotora valenciana prepara proyectos para duplicar el número de viviendas en un año y estudia nuevos hoteles

INÉS HERRERO VALENCIA.

La histórica constructora y promotora valenciana Urbem remonta el vuelo tras superar el concurso de acreedores, saldando todas sus deudas, y mira al futuro con planes de crecimiento a corto, medio y largo plazo. El primero, su primera promoción de viviendas en una década, en frente del hospital La Fe, con una inversión de 26 millones.

Su consejera delegada, Vicenta Pastor, ha relevado al frente de la firma a su padre José Pastor, hoy propietario y máximo accionista, y se esfuerza ahora por dejar atrás la crisis, el concurso de acreedores y la eterna pugna accionarial con Cleop en el seno de la compañía.

Sobre el pulso con la firma de Carlos Turró, recalcó ayer en un encuentro informativo que el bloque liderado por su familia siempre ha tenido la mayoría de Urbem. Actualmente controla un 67,26% del capital y asegura tener blindada la mayoría, aunque el Supremo tumbe la última ampliación de capital. Entre otras cosas porque Vicenta y su hermana Maribel Pastor compraron hace un año a CaixaBank créditos que Cleop, a través de su filial concursada Inversiones Mebru, debía a Banco de Valencia. Si su eterno rival no les paga treinta millones, se quedarán las 46.000 acciones incluidas como garantía del crédito y elevarán su participación entre un 10 y un 15%.

Lejos ya de los números rojos gracias a la filosofía de «constructora pequeña, de ir acumulando patrimonio como una hormiguita» de su fundador y a operaciones como la venta a Neinor por 27 millones de otro solar en Malilla para 400 viviendas, Urbem está pendiente de la licencia municipal para empezar a construir sus 104 inmuebles de VPO -hoy sin ayudas- en ese barrio y prevé duplicar el número de viviendas en construcción en 2018.

También cuenta con solares finalistas, listos para ser usados, en la calle José Maestre de Tres Forques y en Paterna, frente al campus universitario, donde estudia levantar una residencia para estudiantes.

A medio y largo plazo, sus planes incluyen la reactivación del PAI de Benimaclet, del que posee un 27% y vuelve a ser agente urbanizador tras ganar el pleito al consistorio, junto al desarrollo de suelos como los que posee en San Marcelino.

En su vuelta al sector residencial, convencida de que «hay una demanda contenida de más de diez años», la promotora no descarta aprovechar las oportunidades para quedarse con solares de entidades financieras, ni tampoco adentrarse en la compra de hoteles o en la construcción de nuevos establecimientos urbanos, no ya de pisos turísticos, con una década de experiencia como dueños del Hotel Primus Valencia.

Otra de sus líneas de negocio se centra en el alquiler de oficinas y despachos, como los ubicados en su centro de negocios de la avenida de Francia, donde trasladó su sede y prevé retomar el proyecto de construir un centro de convenciones.

Más

Fotos

Vídeos