Unió de Llauradors reclama ayudas y exenciones fiscales

La Unió de Llauradors ha pedido al Gobierno que apruebe ayudas especiales, denominadas 'de mínimis', a los agricultores y ganaderos de la Comunitat Valenciana afectados gravemente por la sequía, así como que se contemple en la normativa de los seguros agrarios la cobertura por daños debidos a esta problemática. Propone que el tope máximo de las ayudas 'de mínimis' se eleve a 15.000 euros por beneficiario, como permite la UE, y que también se ayude para el pago de la energía eléctrica en pozos de riego. Al mismo tiempo reclama la concesión de diversas ayudas fiscales: reducción de los módulos del IRPF, exención del IBI de rústica y aplazamiento del pago de cuotas de la Seguridad Social. Por otro lado, la Conselleria de Agricultura ha enviado un denso informe al ministerio para apoyar una importante reducción de los módulos en todas las producciones agrarias.

Fotos

Vídeos