La Unió denuncia casos de envenenamiento de abejas

REDACCIÓN VALENCIA.

La Unió de Llauradors ha denunciado la aparición de los primeros casos de envenenamiento masivo de abejas de este año como consecuencia de la aplicación de plaguicidas en plantaciones de frutales en floración y sin tener presente un mínimo de cuidado para no provocar estos daños.

La formación agraria cita como ejemplo lo ocurrido días pasados en Cheste, donde un apicultor ha visto la mayor parte de sus abejas muertas y las colmenas sin prácticamente actividad, en un asentamiento cercano a una finca de frutales. El apicultor ha interpuesto denuncia ante la Guardia Civil y el Seprona investiga lo sucedido.

La Unió considera que «es posible compatibilizar la actividad agrícola con la apícola extremando las precauciones, sobre todo en época de floración, a la hora de aplicar plaguicidas permitidos». Recuerda que la Conselleria de Agricultura emite avisos periódicos recordando a los agricultores que no deben realizar tratamientos durante la floración. No obstante siempre cabe el entendimiento entre las partes para compatibilizar todos los intereses sin perjudicar a nadie. La Unió cita casos de «apicultores valencianos que trasladan sus colmenas a Cataluña o Extremadura para polinizar almendros, melocotoneros y otros frutales», llegando en algunos casos a cobrar por ello. En el momento en que un agricultor se ve obligado a tratar contra una plaga porque no hay alternativa, avisa al apicultor para que cierre las colmenas o las retire momentáneamente, y si es preciso se realizan las aplicaciones de noche o de madrugada, cuando las abejas están inactivas.

Esto mismo se hace sin problema entre apicultores y citricultores valencianos durante la floración de los naranjos.

Fotos

Vídeos