Casi la mitad de la brecha salarial es culpa de los complementos

El secretario general de CC OO, Unai Sordo./Archivo
El secretario general de CC OO, Unai Sordo. / Archivo

Los hombres cobran de media 613 euros al mes en concepto de pluses retributivos, frente a los 427 euros que reciben las mujeres, según un informe de CC OO

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Casi la mitad de la brecha salarial entre hombres y mujeres es culpa de los complementos salariales, según denuncia CC OO en un informe publicado este martes. Así, los hombres cobran de media 613 euros al mes en complementos retributivos, mientras que las mujeres solo reciben 427 euros, lo que supone que la cuantía que cobran ellas por 'pluses' tendría que aumentar un 44% para equipararse con la de los hombres.

“Esto explica por qué las mujeres tienen esa brecha salarial de prácticamente el 30%”, sostuvo el secretario general de CC OO, Unai Sordo, durante la presentación del estudio, quien se marcó como uno de los principales retos del sindicato conseguir que en la negociación colectiva no se vinculen los complementos retributivos a elementos que contengan algún sesgo de género, ya que en realidad estos pluses se fijan en los convenios.

Sordo hizo autocrítica y admitió que la mayor parte de este variable salarial retribuye aspectos “masculinizados” del trabajo, como el esfuerzo físico, la penosidad, la peligrosidad, la nocturnidad, la toxicidad o la disponibilidad horaria. Y abogó por “modificar” en el marco de la negociación colectiva esos pluses para que no se vinculen a conceptos que las mujeres tengan más complicado cumplir.

Sin embargo, admitió que no es una tarea fácil, ya que la actual legislación laboral desincentiva la modernización de los convenios colectivos. “Si queremos modernizar, tendríamos que hacer descarrilar el tren de la ultraactividad, porque dificulta la negociación”, defendió el líder sindical.

Otro de los muchos elementos que determinan el salario es el sector de actividad en el que se trabaja, ya que las mujeres están mayoritariamente en sectores y ocupaciones que tienen remuneraciones más bajas, según recalca el informe de CC OO, que pone de manifiesto además que siete de cada diez asalariados con ingresos inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) son mujeres, mientras que solo representan el 28% de las personas que ganan más de ocho veces el SMI.

Más guarderías públicas

Pero además del empleo, el informe resalta que hay factores sociales que repercuten en la brecha salarial y que son previos al trabajo e incluso externos a él, ya que “tiene su origen en la desigualdad social, cultural, educativa, en las tareas de cuidados... que soportan las mujeres desde niñas y que les va predisponiendo a sumir roles y tareas diferentes durante su vida”. Por eso, CC OO abogó por combatir la segregación educativa que orienta las elecciones laborales de hombres y mujeres con adecuadas políticas de orientación.

A su vez, el sindicato pidió un gran pacto en el país para impulsar un sistema público para el cuidado de menores y dependientes. “Mejorar la situación de la mujer en el trabajo tiene que ver con una fuerte inversión en infraestructuras sociales”, defendió Sordo, que apuntó que “son ellas las que se ven en la obligación de dar cobertura a estas situaciones de dependencia y maternidad”, lo que las penaliza con trayectorias laborales muy discontinuas.

“El nivel salarial que hay en muchos puestos de trabajo desincentiva que las mujeres sean población activa, porque no sale rentable teniendo en cuenta las carencias para el cuidado de los niños”, explicó Sordo, quien puso de relieve que si las mujeres tuviesen en 2018 la misma tasa de actividad que los hombres, duplicarían la tasa de paro masculina.

Fotos

Vídeos