Las Provincias

Patronal y sindicatos se plantean prorrogar hasta 2016 la subida salarial vigente del 0,6%

  • La CEOE sostiene que incrementos mayores “lastrarían” la economía, mientras UGT y CC OO quieren libertad para negociar las retribuciones por sectores

Las negociaciones abiertas entre las principales patronales, CEOE y Cepyme, y los dos grandes sindicatos, CC OO y UGT, para renovar el II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva –que vence a finales de año– podrían llegar a buen puerto la semana próxima. De hecho, su intención es tener listo para entonces un borrador de acuerdo.

Según señalaron este jueves fuentes de los agentes sociales, ha ido cobrando fuerza la opción de prorrogar dos años más la actual subida salarial, fijada en el 0,6% para 2014. Para el director de Relaciones Laborales de la CEOE, Jordi García Viña, es «lo más probable». Los sindicatos, no obstante, quieren incluir cláusulas de revisión por si la inflación, ahora a la baja, retoma sus niveles habituales.

Donde sí ponen una raya roja es en «el establecimiento de bandas salariales con las que constreñir la negociación salarial con carácter general», según el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer. A su juicio, esa postura contradice la tesis de la propia patronal de «ajustarse a la realidad de cada sector».

Desde la CEOE consideran que establecer "unos incrementos salariales muy importantes", ahora que se cuestiona la recuperación por el freno de la economía en la UE, "supondría un lastre importantísimo, pensando, además, que con la reforma del IVA y los incrementos de la base de cotización los costes laborales han subido".

Cláusulas de garantía

Para UGT y CC OO, por su parte, la negociación salarial debería desarrollarse en los ámbitos sectoriales y que vincularse a la evolución de los precios, a los incrementos de la productividad y al establecimiento de cláusulas de garantía salarial para garantizar la mejora del poder adquisitivo.

Los sindicatos también pretenden, según Ferrer, que el nuevo acuerdo interconfederal contemple medidas claras para la recuperación del empleo. Entre ellas, por ejemplo, citó la “correcta utilización de la contratación”, evitando el abuso de la temporalidad mediante un refuerzo de su causalidad, así como con un mayor control de los contratos a tiempo parcial involuntarios.