Las Provincias

La Seguridad Social buscará una solución a las restricciones impuestas a la jubilación anticipada de los trabajadores con convenio especial

  • Tomás Burgos asegura que quieren “encontrar una solución adecuada” para que “no se produzcan efectos indeseados y se respeten las decisiones que tomaron los afectados”

La Seguridad Social se reunirá mañana con los sindicatos para buscar una solución pactada a la restricción que desde el mes de junio está poniendo la administración a la jubilación anticipada de los trabajadores con convenio especial. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha asegurado hoy que quieren “encontrar una solución adecuada y con el mayor nivel de acuerdo posible con los agentes sociales” para que “no se produzcan efectos indeseados y se respeten las decisiones que tomaron los afectados”.

El problema surge a raíz de dos circulares de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social que establecieron a finales de junio los criterios para la jubilación anticipada a los 61 años de quienes tienen un convenio especial y cotizan de forma individual. Esos nuevos criterios, más restrictivos, podrían afectar a un colectivo de entre 20.000 y 35.000 trabajadores de aquí a 2019. La reforma de las pensiones retrasó la jubilación anticipada de los 61 a los 63 años, pero mantenía el derecho a jubilarse a partir de los 61 años con 30 años de cotización y coeficientes reductores menos penalizadores a los trabajadores despedidos en un ERE, por cierres concursales o con acuerdo con la empresa y que firmaran un convenio especial para seguir cotizando a la Seguridad Social. También las personas que hubieran extinguido su relación laboral antes del 1 de abril de 2013 y que no volverán a estar de alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social. Sin embargo, el 13 de junio, la dirección de Ordenación advirtió de que se estaba haciendo una interpretación errónea de la ley y dejó fuera de la posibilidad de jubilación anticipada a los 61 años a los despedidos que no provinieran de un ERE. En agosto también restringió el acceso a los parados con subsidio mayores de 55 años con convenio especial para mejorar su pensión por entender que se debían considerar como asimilados a un alta a la Seguridad Social.

Los sindicatos exigieron al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que rectificara esta interpretación y es lo que se debatirá en la reunión de este miércoles. Por lo pronto, cuentan con la declaración de intenciones del secretario de Estado para que “no queden afectadas personas para las que esa ley no estaba pensada”.