El tirón de las exportaciones valencianas se resiente

Las empresas de la Comunitat se vieron más afectadas por la huelga de la estiba y el Brexit que sus competidoras | La región crece menos que el resto y desciende del segundo al cuarto puesto en comercio exterior

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

Frenazo en las exportaciones valencianas, uno de los principales motores de la recuperación económica. Después de dos años considerados extraordinarios, la Comunitat quedó fuera del podio de regiones exportadoras tras registrar un crecimiento muy reducido en 2017, del 2,6% hasta octubre -últimos datos-, mientras el comercio exterior español repuntaba un 9%.

En un año, la Comunitat se vio superada por Madrid y Andalucía y pasó del segundo al cuarto puesto en el ranking de exportadoras, con Cataluña a años luz de todas ellas. «Creció, pero menos que el resto», constatan desde Cámara Valencia, que achaca ese menor peso como potencia exportadora a que las empresas valencianas se vieron más afectadas por la huelga de la estiba, el 'Brexit' y una apreciación del euro que encareció sus productos en los mercados de influencia del dólar.

Mientras el comercio exterior valenciano alcanzaba los 24.421 millones de euros a cierre de octubre, el 10,6% del total frente al 11,3% de un año antes, las ventas de Madrid se elevaron un 10,4%, hasta los 25.285 millones, y las de Andalucía se dispararon un 20,5% y le valieron el segundo puesto, con 25.226 millones de euros, gracias al tirón de la alimentación, la industria química de Huelva y las instalaciones sevillanas de Airbus. Cataluña, por su parte, se mantiene imbatible con 58.977 millones, más de una cuarta parte de las exportaciones españolas.

Con ese panorama, la Comunitat perdió dos puestos tras cinco años consecutivos ganando peso en el conjunto nacional, en un periodo en el que las importaciones crecieron un 9,5%, hasta los 21.802 millones, por el mayor dinamismo del consumo y la actividad industrial y el aumento de la factura energética por la subida del petróleo. Así, el saldo comercial positivo retrocedió un 32% y, por primera vez desde 2011, el comercio exterior valenciano no contribuyó al crecimiento regional.

Las exportaciones valencianas fueron menos dinámicas que las del conjunto de España mes tras mes, excepto en agosto y septiembre, una evolución que los expertos de la Cámara achacan a distintos factores, entre ellos la huelga de los estibadores que pasó factura al Puerto de Valencia, uno de los más afectados por las pérdidas millonarias causadas por los paros y la llamada 'marcha lenta', la ralentización de la actividad como medida de presión.

Las ventas de vehículos se estancan en 2017 y las de componentes de automóvil caen un 19%

También influyó el estancamiento de las ventas de automóviles, principal producto exportado de la Comunitat gracias al tirón de Ford, y el retroceso en un 19% de los componentes de vehículos, que se vincula con el 'Brexit' y el proteccionismo del presidente Donald Trump.

En la segunda mitad de 2016 las exportaciones a Reino Unido caían un 23% por la incertidumbre y la depreciación de la libra. Un año después el retroceso se moderó sensiblemente, con un descenso del 9,5% hasta octubre, sobre todo de las ventas de vehículos, agroalimentación (salvo fruta fresca), bienes de equipo y semimanufacturas, calzado y confección. Por contra, siguen al alza los muebles, café y azafrán, cosmética y perfumería y el textil-hogar, con un aumento puntual en material ferroviario, que evitó que las exportaciones cayeran un 11,4%.

En cuanto a los efectos de la 'era Trump', desde Cámara señalan que las ventas a EE UU registran un continuo retroceso desde 2016, del 11,7% ese año y del 2,6% en los nueve primeros meses de 2017, con una caída del 25% en automoción, y descartan «un impacto adicionalmente negativo en las exportaciones», que subieron en el tercer trimestre.

De cara a 2018, prevén que el comercio exterior tenga «una reducida aportación al crecimiento del PIB regional». Las exportaciones crecerán más por la mayor sincronización de las distintas economías y el fortalecimiento de la demanda mundial y las importaciones mantendrán el dinamismo por la demanda de consumo y la actividad industrial.

El bloqueo de Argelia a los azulejos se complica

Detrás del menor dinamismo exportador valenciano están también las trabas a las importaciones en Argelia, que hundieron un 50% las ventas de azulejos hasta octubre. Ese bloqueo al azulejo a partir de abril, del que informó LAS PROVINCIAS, pasó factura al sector, al tratarse de su quinto mayor cliente mundial. A cierre de octubre, relegado ya al decimoprimer puesto del ranking, los envíos a Argelia sumaron 52 millones de euros -un 90% entre enero y abril-, la mitad que un año antes.

Y 2017 expiró sin que llegase la solución a un problema que, de hecho, amenaza con enquistarse porque el sistema de cuotas dará paso al suspenso de las importaciones a partir del segundo semestre, según explican desde Ascer a este diario.

A lo largo del primer semestre esperan que se desbloquee parte de las ventas, aunque de forma puntual, a raíz de la concesión de algunas licencias a importadores con diveros requisitos administrativos.

Ese bloqueo a los azulejos, claves para las exportaciones valencianas, ya hizo de Argelia uno de los farolillos rojos de 2017, con un retroceso de ventas que también se dio en Estados Unidos, México y en los europeos Reino Unido, Portugal, Suecia, Austria o Grecia.

En un año de récord de empresas exportadoras, 19.766 en la Comunitat, el mayor dinamismo se dio en los mercados latinoamericano y asiático, con moderación en el europeo (4,7%). Las exportaciones de América Latina crecieron un 5,6% en octubre, menos en México, Panamá y Uruguay, mientras que en Asia destaca el crecimiento en China (8,4%), India (27%), Vietnam (32%) e Indonesia (26%), con Israel, Líbano y Jordania en expansión.

Fotos

Vídeos