Tensile ultima la venta de la azulejera Keraben a otro fondo internacional

Instalaciones centrales de Keraben en Nules (Castellón). / LP
Instalaciones centrales de Keraben en Nules (Castellón). / LP

La firma de Nules supera las expectativas del inversor americano, que ve más rentable el traspaso de la propiedad a una entidad mayor

Á. M. Valencia

El proceso de venta del 75 % de la compañía castellonense Keraben sigue adelante. El fondo americano Tensile Capital Management ultima la venta de su participación en la compañía presidida por Rafael Benavent a otro fondo, tras hacer circular un cuaderno de venta en las últimas semanas con una muy buena acogida por parte de los inversores, según fuentes conocedoras de la operación.

La negociación se está desarrollando ya con un reducido grupo de fondos y sociedades de mayor envergadura que la propia Tensile, y entre los cuales no hay ningún español. La razón está en que los tres años que hace desde su entrada en la azulejera, la marcha ha sido excelente. De hecho, se asegura que el Ebitda (beneficio bruto) es tan superior a las expectativas que ha llevado al fondo al dar este paso para sacar el mayor partido a la operación.

La razón está en que el diagnóstico de Tensile pasa por considera que la vía actual de crecimiento de Keraben (tras completar su saneamiento financiero) pasa por que la empresa inicie el proceso para la adquisición de otra sociedad que le resulte complementaria en su actividad. Como es práctica habitual entre los fondo del perfil de Tensile, cada sociedad participada tiene un máximo del 10 % del capital invertido por el fondo. Así, si entrara en un proceso de adquisición, este porcentaje se alterarían y la sociedad no cumpliría las normas que la rigen y en las que confían sus partícipes.

En el momento de la entrada de Tensile, Keraben estaba afectada por la crisis de la construcción y con un importante endeudamiento como resultado del rápido desplome del sector. Sin embargo, los nuevos dueños conservaron al equipo directivo, encabezado por José Luis Lanuza y la familia Benavent, manteniendo al fundador, Rafael Benavent, como presidente honorífico.

Lo único en lo que los americanos han entrado y revolucionado la actividad es en el departamento financiero. Mensualmente se remite un informe detallado de la situación de la empresa y una vez al trimestre una delegación del fondo visita las oficinas y analiza la marcha de la empresa con los máximos responsables de su día a día.

La recuperación de la construcción está incidiendo en la compañía, que ha crecido en ventas un 12 % en 2016 hasta rondar los 220 millones y ha continuado esta senda de mejoría en 2017, lo mismo que en los beneficios, especialmente antes de impuestos o Ebitda, la cifra clave para los inversores. «Un fondo siempre debe estar preparando para aprovechar oportunidades y, aunque las expectativas iniciales eran otras, tampoco el comportamiento de la empresa ha sido el previsto», señalan fuentes conocedoras del caso.

Hasta el momento, el fondo se había desecho de partes de la empresa pero con el objetivo de centrar la actividad. Ya en diciembre de 2016 el fondo vendió la filial Construplas S.L. a los fondos franceses MBO Partenaires y Aquasourça. La decisión de ese movimiento se apoyó en la estrategia del grupo empresarial por «focalizarse» en el negocio cerámico. Igual que con Keraben, los nuevos dueños de Construplas mantienen al equipo directivo, a cuyo frente está Juan José Benavent como presidente y consejero delegado, para reforzar la política de expansión que ha venido desarrollando los últimos años.

Tensile se define como un fondo inversor especializado en operaciones a largo plazo y gestiona una cartera de activos que alcanzan 600 millones de dólares aproximadamente, entre los que destaca el sector de los materiales de construcción. Por su parte, antes de la reestructuración a la que le obligó la crisis, Keraben llegó a tener su propia red de tiendas, una división de baño, otra de materias primas (tierras atomizadas, esmaltes y fritas) y una agrícola para la explotación de cítricos. En la actualidad, su actividad principal es la cerámica, con ventas en más de 140 países.

Fotos

Vídeos