El Supremo aclarará quién debe pagar el impuesto principal de la hipoteca

Tribunal Supremo. / Alberto Ferreras
Tribunal Supremo. / Alberto Ferreras

El Alto Tribunal unificará su doctrina sobre el tributo de actos jurídicos documentados porque una sección da la razón a la banca y otra al cliente

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

El Tribunal Supremo aclarará próximamente si los bancos tienen que devolver o no a sus clientes el principal tributo que abonaron al firmar la hipoteca, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. El Alto Tribunal ha decidido «aclarar, matizar, revisar o ratificar la doctrina jurisprudencial» acerca de quién debe costear ese gravamen, si la persona que recibe el préstamo para comprar una vivienda o la entidad que lo concede y, de ese modo, obtiene la garantía de poder cobrar.

Se da la circunstancia de que en el propio Supremo se ha producido la misma contradicción que en la Audiencia Provincial de Valencia, ya que las respectivas secciones especializadas en esta materia dan la razón a la banca, mientras las que juzgan asuntos civiles fallan a favor de los clientes al considerar que se trata de una cláusula abusiva.

La Sala Tercera del Supremo, de lo Contencioso-Admistrativo y que suele ocuparse de los tributos, estableció en reiterados pronunciamientos que es el cliente quien debe pagar ese impuesto y consolidó así una jurisprudencia que ha llevado a distintas Audiencias, entre ellas las de Valencia y Alicante, a fallar en ese mismo sentido. Por contra, la Sala Primera de ese mismo órgano, de lo Civil, consideró abusivo imputar al comprador el pago del tributo responsable de la mayoría de gastos de la hipoteca, a raíz de un pleito entre una sociedad de capital público de Madrid y una entidad de crédito que le prestó dinero para construir viviendas de protección pública.

Ante la contradicción denunciada, similar a la vivida entre dos secciones de la Audiencia Provincial de Valencia, el Supremo admitió el recurso de casación presentado por la mercantil para recuperar lo abonado. En un auto de finales de septiembre, la sección de admisión de la propia Sala Tercera reconoce que «el reciente criterio sentado por la Sala de lo Civil ha abierto un debate doctrinal, que requiere una nueva respuesta por parte de este tribunal», sobre todo al tratarse de «una materia que afecta a un gran número de situaciones y tiene una importante trascendencia social».

Criterio uniforme

Según Juan Martín Queralt, catedrático de Derecho Financiero y Tributario, a pesar de que decidirá la sala que dio la razón a la banca, una vez admitida la contradicción puede cambiar su criterio, lo que supondría «un vuelco muy importante» de cara a las futuras sentencias de toda España y recursos contra las ya dictadas. «Si fuera juez, esperaría a que el Supremo fije un criterio uniforme», señala a LAS PROVINCIAS.

Benjamín Prieto, socio de Andersen Tax&Legal, subraya la expectación ante una decisión que podría permitir recuperar miles de euros a cada hipotecado, aunque apunta que «la opinión más extendida, jurídicamente, es que el pago del impuesto le corresponde al cliente».

Fotos

Vídeos