Lo que más venden los supermercados de zonas turísticas en verano

Bodega, panadería y frutería son las secciones estrella y se introducen alimentos originarios de Gran Bretaña, Alemania, Rusia y Holanda

EFE MADRID

Los supermercados localizados en la costa mediterránea, Baleares y Canarias llegan a registrar hasta tres veces más clientes y ventas durante el verano, debido al aumento de la afluencia de turistas, según la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

En un comunicado, ha destacado que en el período estival las mayores subidas en ventas se producen "en las secciones de bodega, panadería y frutería".

La entidad, que agrupa a cadenas como Mercadona y DIA, así como a más de una decena de cooperativas regionales, calcula que sus asociados cuentan con cerca de 2.400 supermercados en los dos archipiélagos y en las regiones del Mediterráneo (Andalucía, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña).

La llegada masiva de turistas extranjeros a estas zonas también obliga a las tiendas a modificar su surtido habitual, e introducen alimentos originarios sobre todo de Gran Bretaña, Alemania, Rusia y Holanda.

"El surtido de muchas tiendas se modifica hasta en un 30 % para responder a la demanda de estos consumidores", han precisado desde Asedas.

De acuerdo con sus cifras, la venta de vinos en los núcleos costeros es el doble que en los supermercados de interior en estas fechas y tiene un efecto de "arrastre" en otras categorías, como la carne, la charcutería, los quesos y los aperitivos.

También se duplica la cantidad de fruta de temporada comercializada en estos supermercados durante el verano, mientras que en el caso de la panadería, el principal cambio respecto al resto del año es la concentración de las ventas a primera hora (entre las 9 y las 11 de la mañana).

"El turismo y el sector agroalimentario son dos de los grandes pilares de la economía en España. El supermercado de proximidad aúna ambos sectores y estamos orgullosos de realizar nuestra aportación económica al PIB del país con el servicio que damos a los turistas en las zonas de mayor afluencia", ha destacado el director general de la entidad, Ignacio García Magarzo.

Los establecimientos de Asedas en estas regiones más turísticas emplean a cerca de 60.000 personas, con más de 11.000 trabajadores adicionales contratados para la campaña de verano con el objetivo de cubrir vacaciones y reforzar el servicio ante el incremento de la carga de trabajo.

Fotos

Vídeos