El suelo para vivienda en Valencia se encarece un 125% en el primer semestre

Una serie de grúas en obras de Valencia.
Una serie de grúas en obras de Valencia. / j. monzo

El retraso en la concesión de licencias frena la reactivación de la obra nueva en la provincia

SONIA AMORÓS

valencia. El suelo para construir viviendas en la provincia de Valencia ha duplicado su precio en el primer semestre, al pasar de los 200 euros por metro cuadrado que valía a finales de 2016, hasta los 450 euros por metro cuadrado actuales, según recoge el último informe sobre construcción residencial publicado por la consultora CBRE.

En paralelo a esa subida del precio en un 125% en los últimos seis meses, aprecia una «reactivación del mercado residencial» y prevé que la demanda se mantenga en los próximos meses, lo que «permitirá una revalorización de los precios de la vivienda», según indicó el director de la oficina de CBRE en Valencia, José Ángel Sospedra.

El informe señala que la provincia de Valencia aglutina el 5% de la construcción de vivienda nueva y se sitúa como la cuarta región española con mayor actividad en este sector, en un listado que encabeza Madrid, con un 23% de la producción total de obra nueva.

En segundo puesto aparece la provincia de Alicante, que reúne un 10% de la actividad española en este ámbito, gracias al tirón de las segundas residencias y, sobre todo, de las compraventas por parte de ciudadanos extranjeros. El tercer escalón del podio es para Barcelona, con un 8%.

Por lo que respecta a la reactivación de la construcción de inmuebles en Valencia, desde CBRE confirman que se está produciendo, aunque de forma contenida. Según Sospedra, «el problema está en que una de las debilidades de Valencia es la falta de concesión de licencias».

Como publicó LAS PROVINCIAS, cerca de 1.500 viviendas llevan un año a la espera de licencia por parte del Ayuntamiento de Valencia, según el presidente de la Asociación de Promotores, Antonio Olmedo, que cita ese retraso como uno de los motivos del encarecimiento del suelo, ya que impide acometer nuevas construcciones y limita la oferta.

El número de visados de dirección de obra se elevó de los 1.000 registrados en 2015 a 2.000 un año después, lo que apunta hacia un aumento de la construcción de vivienda nueva para los próximos años, señalan desde CBRE, que precisa que la ciudad de Valencia reúne el 4% de la demanda total. También los datos de compraventas en la capital del Turia confirman la evolución del mercado residencial, con 9.104 operaciones el pasado año, un 23% más, y un encarecimiento de la vivienda nueva, hasta 1.556 euros por metro cuadrado, y 1.000 euros en la usada.

Fotos

Vídeos