José Orbe: «No sólo hay que recibir dinero, sino que ese capital público debe mover al privado»

El presidente del Clúster de Innovación de Envase y Embalaje, José Orbe, durante la entrevista./Damián Torres
El presidente del Clúster de Innovación de Envase y Embalaje, José Orbe, durante la entrevista. / Damián Torres

Para el Presidente del Clúster de Innovación en Envase y Embalaje, la industria del 'packaging' vive una era de cambios debido al comercio electrónico y a la inquietud por la sostenibilidad

ELISABETH RODRÍGUEZValencia

El Clúster de Innovación de Envase y Embalaje reivindica su peso dentro del tejido productivo valenciano y pone en valor su modelo transversal, capaz de aglutinar a distintos sectores. Sin embargo, tal y como denuncia el presidente de la entidad, José Orbe, tienen un largo camino que recorrer para conseguir el reconocimiento necesario por parte de la Administración. No sólo buscan que ese reconocimiento derive en fondos por parte del Consell, también piden una colaboración activa de la Generalitat, tal y como ocurre en otras regiones. «No solo tenemos que recibir dinero, sino que ese capital público movilice capital privado», sostiene Orbe.

-¿Qué balance hace de la situación actual del clúster?

-Hemos conseguido independencia económica, ya no pertenecemos al Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística. También es muy importante el cambio del enfoque del clúster; no somos un gestor de financiación pública, no nos dedicamos a canalizar subvenciones, sino aportar valor al socio generando negocio.

-¿Cuál es el peso de la industria del embalaje en la Comunitat?

-El sector del envase representa el 10% de la facturación agregada de las industrias con sede en la Comunitat y el 2,6% del PIB valenciano. En total, somos 185 empresas que generan más de 12.000 puestos de trabajo, con ventas totales por encima de 3.184 millones de euros. Somos la segunda comunidad autónoma en número de empresas, por detrás de Cataluña.

-¿Qué relación tienen con el Consell?

-No tenemos mucha relación. Estamos haciendo un esfuerzo para que la Administración sea consciente del peso que tenemos. Queremos reivindicarnos como un sector transversal. Hemos tenido un reunión en esta línea con Blanca Marín, secretaria autonómica, para trasladarle esta reivindicación. A ella le sorprendió el volumen de negocio que representamos.

Las claves

Mercado exterior.
«Somos más inmunes a la globalización porque estamos en un sector bastante local»
Volumen.
«El sector representa el 10% de la facturación en la Comunitat y el 2,6% del PIB valenciano»
Mercado.
«Hay una demanda fuerte de personalización porque las tiradas son cada vez más cortas»
Freno en las exportaciones.
«A nosotros no nos ha afectado, pero la internacionalización es uno de los ejes para este año»

-¿Y qué le piden a la Administración?

-Queremos que nos ayuden a impulsar la colaboración entre empresas, así como la formación y la gestión de la innovación. Necesitamos subvenciones para todo ello, pero también colaboración, como por ejemplo se hace en Cataluña. No solo tenemos que recibir dinero, sino que ese capital público movilice capital privado.

-¿Qué países son los principales competidores para las empresas valencianas?

-El cartón ondulado tiene una barrera de entrada importante, es un producto que no se exporta, es un producto local. Es cierto que las vendedoras, como el juguete, mueble y textil tienen una fuerte competencia extranjera, pero las empresas del envase y embalaje somos más inmunes a la globalización. Es un sector bastante local.

-¿Cómo ha pasado factura la ralentización de las exportaciones a las empresas del clúster?

-No nos ha afectado. En el clúster, hasta el 2017, las empresas no eran clientes finales, por lo que no hemos detectado tanto esa ralentización. La internacionalización es uno de los ejes importantes para este año pero antes tenemos que trabajar en un nuevo plan estratégico que presentaremos al ministerio en febrero de 2019 para seguir teniendo la calificación de agrupación empresarial innovadora.

-¿Cuáles son las principales demandas de las compañías?

-Todo lo que tiene que ver con medio ambiente y sostenibilidad. También existe una preocupación por la seguridad alimentaria, así como el desarrollo de la nanotecnología para lograr envases activos o envases inteligentes. Luego, hay una demanda fuerte de personalización de envases, porque las tiradas son cada vez más cortas y con destino a cada vez más países. Son destacables también las investigaciones acerca de envases para comida preparada.

-¿Y las tendencias del mercado?

-Hay cinco grandes tendencias: la internacionalización, diversificación, crecimiento inorgánico a través de pymes, el desarrollo del I + D + i y sobre todo el tirón del comercio electrónico.

-¿Qué objetivos tiene el clúster para 2018?

-Estamos inmersos en la elaboración del Plan Estratégico, que gira en torno a la internacionalización, gestión de la innovación, formación, reconocimiento y visibilidad ante la Administración y aumento de la masa crítica, así como incrementar la colaboración entre proyectos que aporten valor a los socios.

-¿Se perdieron muchas compañías durante la crisis?

-No notamos baja de empresas del sector ni del clúster. Sí que hubo algo de deslocalización al principio, sobre todo en juguetes y textil. Para nosotros eran clientes muy relevantes, por lo que ahí si perdimos algo de volumen. También pasó con el sector cerámico, aparte de bajar actividad también bajó el riesgo comercial. Pero eso lo hemos superado. Estamos creciendo a dos dígitos. La crisis empujó a las empresas a que evolucionaran, empezaron a ser mucho más eficientes. Se centraron en la mejora continua de procesos. Ahora toca mejorar cualitativamente la gestión, a través de la cultura colaborativa y la innovación.

Fotos

Vídeos