El sector juguetero valenciano, pionero en el uso industrial de la impresión 3D

S. SANTOS/S. AMORÓS

valencia. El sector juguetero valenciano es pionero en el uso de la tecnología de la impresión 3D para la elaboración de sus productos. Esta innovación, incorporada en 2005 en el Instituto Tecnológico del Juguete (AIJU) permite la producción de pequeñas series de artículos, que se realizan mediante un proceso de fabricación aditiva, a partir de un boceto digital.

«La principal ventaja es que no necesitas moldes, utillaje ni todo lo que envuelve el proceso de fabricación tradicional de una empresa, con los costes que eso lleva asociados», explicó el ingeniero Responsable de Fabricación Aditiva de AIJU, Nacho Sandoval durante una sesión del programa de Inmersión digital Empresarial de la Digitalizadora by Innsomnia. Y añadió que a pesar de este beneficio, las impresoras 3D no pueden sustituir cualquier proceso de fabricación.

AIJU que se encuentra en Ibi, conocida por su industria juguetera, advierte de que la fabricación mediante impresoras 3D no está destinada al uso en la vida cotidiana, ya que se trata de una método de producción para profesionales.

La responsable de Stratasys, compañía líder en impresión 3D, Elena Terraz aseguró que la fabricación aditiva permite imprimir capa a capa, lo que conlleva que no hay restricciones a la hora de alcanzar cualquier zona de una pieza. «Se pueden hacer diseños únicos y adaptados a cualquier público o necesidad», indicó Terraz sobre las posibilidades de este sistema de impresión. Otras empresas valencianas como Zumex también utilizan esta tecnología en sus líneas de producción.

Fotos

Vídeos