Royo Group cambia su nombre por RGIB y busca comprar competidores en países europeos

Á. M. VALENCIA.

La empresa Royo Group cambia su nombre por el de RGIB, al tiempo que se fija como objetivo comprar competidores europeos para ganar volumen y facturar 250 millones de euros en 2020. La clave ha sido la entrada hace un año del fondo HIG en el accionariado y viene tras tres ejercicios con cuentas de resultados positivas.

Su primer ejecutivo, Raúl Royo, considera que están al inicio de un ciclo que hay que aprovechar y efectuar las compras en dos años para rentabilizarlas en los siguientes ejercicios.

Royo estima que la racha durará aún dos años y es el momento de distanciarse de los competidores y situarse como primer actor europeo en su área de producción. Aunque no descarta fusiones, su idea pasa principalmente por la compra de otros productores.

Sobre producto, la idea es apostar más por marca propia, con redes comerciales independientes y autonomía, y no tanto por la marca de fabricante que realizan para grandes cadenas de bricolaje. El plan que presentó ayer es crecer en ventas de forma orgánica y también comprar dos o tres compañía extranjera en Europa, posiblemente en Francia, Italia, Polonia, Alemania, Reino Unido o Escandinavia y en menor medida en España, sus mercados prioritarios.

Fotos

Vídeos