Resta importancia a que Climent desoyera a la Abogacía General

«Bien está lo que bien acaba». Con esas palabras, Mónica Oltra dio carpetazo ayer a la decisión de la Conselleria que dirige Rafael Climent de someter al Jurídic su plan para hacer funcionarios a los trabajadores de las Cámaras, en contra del criterio expresado meses antes por la Abogacía General de la Generalitat.

Tras el pleno, informó de la aprobación del decreto que actualiza el reglamento de las Cámaras, del que se suprimió ese punto después de que el Jurídic señalase que un decreto no basta para contravenir lo indicado al respecto por las leyes estatal y valenciana.

Como publicó LAS PROVINCIAS, así lo advirtió meses antes la Abogacía, pero Oltra restó importancia ayer a que Economía siguiese adelante, como a que haya informes contradictorios por distintas interpretaciones. «Dos juristas, tres opiniones», zanjó.

Fotos

Vídeos