El respaldo socialista a Puerto Mediterráneo tensa la relación con Compromís en el Consell

Á. MOHORTE

Valencia. El nuevo impulso al centro comercial Puerto Mediterráneo tras la destitución del secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro (firme detractor de la iniciativa), tensa las relaciones en el Consell. A pesar de que el presidente Ximo Puig y la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, aseguraron ayer que «hay que dialogar y generar toda la confianza posible para la inversión» dentro de la legalidad; desde Compromís, el director general de Comercio, Natxo Costa, reiteró que la propuesta va contra el modelo de comercio que defiende su departamento.

El político nacionalista estimó que es una gran inversión y puede crear muchos puestos de trabajo pero ambas mejoras serían «a costa» de empleos y de inversiones ya existentes, ya que otro centro comercial en el área metropolitana no generaría más consumo sino que se repartiría «de forma diferente, igual que los puestos de trabajo».

Además, Costa deslizó que Reino Unido ha decidido salir de la Unión Europea y «habrá que ver cómo quedan las empresas británicas», y que lo que puede acabar pasando es «una fuga de divisas». Sin embargo, sí admitió que, si el proyecto presenta otra propuesta que cumple la normativa, «habrá que estudiarlo», y ha expresado sus dudas sobre la capacidad de paralizarlo en ese caso.

Tanto es así que la vicepresidenta, Mónica Oltra, salió horas más tarde a garantizar que «si la empresa presenta un proyecto que se ajuste a la legalidad se estudiará y se le dará curso». De hecho, la consellera Salvador, cuyo departamento paralizó la primera propuesta, aseguró que una aprobación no dependerá de «opiniones personales de nadie» sino «de que se cumpla la legalidad». De hecho, recordó que Puerto Mediterráneo «no se ha abandonado nunca» porque, pese a que la fórmula de Actuación Territorial Estratégica (ATE) resultó que no era «exitosa» y el proyecto en un principio contó con informes desfavorables sobre accesos y otras cuestiones que se debían de corregir, se están estudiando nuevas fórmulas y la promotora replantea su propuesta.

Fotos

Vídeos