La refundación de la Feria se reactiva tras otro retraso para incluir la deuda de IFA

Climent remite a Soler la modificación del decreto para asumir a la vez los mil millones del recinto valenciano y los setenta que debe la alicantina

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

Tras un nuevo retraso de dos meses, el cambio normativo necesario para reestructurar Feria Valencia y hacerla viable se ha reactivado esta semana. En teoría arrancó en julio, con más de un año de demora y discrepancias entre los consellers Vicent Soler (PSPV) y Rafael Climent (Compromís) sobre si la futura gestora del negocio será mayoritariamente pública o privada -como anunciaron en mayo de 2016-.

No obstante, los plazos volvieron a congelarse porque el conseller Climent reivindicó que la Generalitat asuma los setenta millones de deuda que acumula la Institución Ferial Alicantina (IFA), junto a los mil millones derivados de las obras de ampliación del recinto valenciano.

Esa decisión, precipitada por el embargo de 400.000 euros por parte de SUMA (Diputación) por el IBI adeudado a Elche y el instado por el arquitecto Tomás Llavador por otros 1,8 millones más intereses, llevó a Economía a modificar el decreto de asunción de deuda, diseñado por Hacienda, para rescatar también a IFA.

Desde la administración confirmaron ayer a LAS PROVINCIAS el envío del nuevo texto a Hacienda para que dé el visto bueno a esa solución conjunta y arranque, de una vez, la tramitación de ese decreto ley y del diseñado por Economía para que la Ley de Comercio declarare las ferias de interés autonómico y permita a la Generalitat organizarlas.

Según lo pactado en 2016, debían estar listos antes del pasado otoño. A fecha de hoy, siguen pendientes de una tramitación que acabará con su convalidación en Les Corts, tras recabar los informes pertinentes.

Más

Fotos

Vídeos