Récord en venta de viviendas desde que empezó la crisis

La Comunitat registra su mejor mes de mayo desde 2008 y vuelve a rondar las siete mil operaciones, un 32% más que el año anterior

SONIA AMORÓS

valencia. La compraventa de viviendas en la Comunitat Valenciana registró el mejor mes de mayo desde el inicio de la crisis, con un total de 6.853 operaciones, un 2,9% más que en mayo de 2008, ejercicio que acusó el estallido de la burbuja inmobiliaria, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Ese volumen de compraventas le situó como la segunda autonomía con mayor número de operaciones por cada 100.000 habitantes, sólo por detrás de las Islas Baleares, con una variación anual del 32%.

En España, el mes de mayo se cerró también con un dato muy positivo en este ámbito, ya que la compraventa de viviendas se disparó un 23% en relación al mismo mes del ejercicio anterior y alcanzó su valor más alto desde febrero de 2011.

«Desde principios de 2011 y mediados de 2008 no veíamos una cifra de compraventas así», subrayó el director del Gabinete de Estudios del portal pisos.com, Manuel Gandarias, que precisó que tanto la vivienda de segunda mano como la de obra nueva «crecen en porcentajes de dos dígitos».

La Comunitat protagonizó el quinto mayor incremento anual de compraventas en mayo, sólo por detrás de los registros de Castilla-La Mancha (39,4%), Baleares (36,5% ), Asturias (36,2%) y Aragón (34,9%).

Además, abrió brecha en relación a mayo de 2009, el peor mes desde que estalló la crisis, con un 40% más de compraventas de viviendas que en esos momentos de estrecheces del mercado, cuando apenas se superaban las 4.100 operaciones.

Para el responsable de pisos.com, todo apunta a que 2017 va a ser un «buen año para el sector, como para la economía en su conjunto, y esto va a permitir crear más puestos de trabajo». Gandarias alertó, no obstante, de que conviene «tomar medidas para que el crecimiento se mantenga de una manera sostenible para evitar rupturas futuras».

Evitar subidas drásticas

En este sentido, indicó que «se deben tomar medidas para que el precio del suelo no suba de manera desproporcionada». Además, abogó por que los bancos mantengan criterios de solvencia en la concesión de hipotecas, los ayuntamientos agilicen los trámites y «se desbloqueen proyectos importantes en las principales capitales que contribuirían a una mayor estabilidad en precios».

Según la tasadora Tinsa, la vivienda cerró el primer semestre con un encarecimiento del 2,8%, frente al 3,4% que mostraba hasta mayo. Desde máximos de 2007, ha perdido de media un 39,6% de su valor. En junio, los inmuebles en la costa mediterránea se encarecieron un 1,9%, en relación a un año antes, la mitad que en capitales y grandes ciudades.

Fotos

Vídeos