La FAO quiere intervención pública en la alimentación

REDACCIÓN VALENCIA.

El director de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, ha reivindicado la intervención pública en los procesos de distribución de alimentos, para garantizar su calidad y su acceso a toda la población.

A juicio de Da Silva, la distribución de alimentos ha de ser un tema de «política pública, no sólo de la órbita privada», por lo que el abastecimiento urbano de alimentos «ha de ser objeto de una intervención pública que garantice su calidad y su llegada a la población».

«Es importante garantizar el acceso a productos frescos, de cercanía, porque actualmente la distribución es muy mala. La gente pobre no tiene acceso a esos alimentos, la cadena encarece los productos, por lo que es preciso encontrar fórmulas para favorecer el acceso a una alimentación saludable», ha agregado.

En este sentido, Da Silva ha hecho referencia al último informe de la FAO que advertía sobre un repunte del hambre en el mundo tras quince años de descensos continuados. Según este informe, 815 millones de personas pasan hambre diariamente en el mundo (con datos de 2016), 38 millones más que en 2015, es decir, un 11 % de la población mundial.

«Además del hambre, hay otros 2.000 millones de personas que sufren alguna deficiencia en su dieta, y el sobrepeso afecta ya a 300 millones de personas, sobre todo niños y mujeres. En muchos países europeos las cifras empiezan a ser alarmantes», ha advertido.

Estos indicadores, ha agregado Da Silva, refuerzan la idea de que es necesario «trabajar juntos para mejorar nuestra forma de nutrición» y cambiar esquemas alimentarios.

Fotos

Vídeos