El Puerto se estrena en la importación de coches en tren

I. H.

valencia. El Puerto de Valencia inició en diciembre el servicio ferroviario de importación de vehículos con dos trenes de automóviles nuevos Peugeot y Citroën del fabricante PSA, procedentes de Italia, que partieron hasta Pinto (Madrid).

Se trata de la primera vez que se utiliza el tren para la importación de vehículos, que se hacía exclusivamente por carretera, mientras que el ferrocarril era para la exportación.

Desde la Autoridad Portuaria destacaron ayer la apuesta de Peugeot y Citroën como puerto de entrada y distribución de automóviles. Además, señalaron que este servicio supone un paso más en su apuesta por el transporte ferroviario que, en 2017, impulsó con la puesta en marcha del servicio ferroviario nocturno, que le permite disponer de este tipo de transporte 24 horas al día.

La APV se reivindica como uno de los principales nodos logísticos de España para el tráfico de automóviles, con un millón de metros cuadrados al servicio de esta industria y cerca de cinco kilómetros de línea de atraque entre los puertos de Valencia y Sagunto que permiten la llegada de los grandes buques de mercancías de carga rodada (ro-ro).

En dos años, escaló al octavo puerto europeo en tráfico de vehículos, con 735.363 unidades hasta noviembre, un 2,97% más, y previsión de rondar las 800.000 a cierre de 2017.

Fotos

Vídeos