Los promotores advierten de que Valencia se quedará sin suelo edificable en cuatro años

Carlos de Almeida, director de Obra Nueva de CBRE y José Ángel Sospedra, director de la oficina en Valencia./LP
Carlos de Almeida, director de Obra Nueva de CBRE y José Ángel Sospedra, director de la oficina en Valencia. / LP

Malilla, Patraix, Cuatrecarreres y Campanar están en expansión a un precio no inferior a 200.000 euros

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La construcción en Valencia vuelve a estar inmersa en un boom. Así se asegura desde la inmobiliaria internacional CBRE, que estima que el suelo en la capital se agote en un plazo de tres a cuatro años. "En líneas generales, hay una tendencia positiva los últimos 18 meses con una gran atraccion de inversión en suelo y obra nueva, por el agotamiento de Madrid y Barcelona", según José Ángel Sospedra, director de la oficina en Valencia.

A día de hoy, la ciudad tiene en marcha más de 60 proyectos y en el primer semestre se sumaran de 10 a 15 nuevos y eso que el retraso de hasta 12 meses de las licencias municipales está ralentizando proyectos. "Desde 2016 ha empezado a activarse el mercado, con una consolidacion en 2017. Muchos agentes ven ahora en Valencia una oportunidad", destaca Carlos de Almeida, director de Obra Nueva de CBRE.

Esto llevará a un incremento de precios, aunque el retraso en la adjudicación de licencias en casi 12 meses está frenando el mercado. Por zonas, Malilla, Patraix, Cuatrecarreres y Campanar son las más activas, mientras que en 2018 se prevé que despierte Moreres y ya en 2020, el Grao y Fuente de San Luis. En el último año se han incrementado un 26% las transacciones, aunque un 96% son en el mercado de segunda mano. Desde CBRE se estima que en 2019 y 2020 suba este porcentaje en obra nueva que ahora está en construcción.

El retraso de hasta 12 meses de las licencias municipales está ralentizando proyectos

Los precios se mueven hasta los 4.000 euros el metro cuadrado en el centro de Valencia, pero Sospedra descarta que se pueda encontrar nada por debajo de 200.000 euros en obra nueva en la ciudad.

En lo que se refiere al suelo, los precios hace un año se disparo un 30% y hoy un 50%. Según CBRE, se confirma la tendencia y destaca el alza en Patraix (26%), Malilla (40%) y Cuatrocarreres, que dobla de precio el metro cuadrado, pasando de 300 a 600 euros.

Se parte de precios muy bajos, según Sospedra, pero la tendencia se está consolidabdo con operaciones de grandes volúmenes con 800 euros el metro cuadrado en la zona de Campanar y empieza a haber operaciones más alla. Así, otras zonas como Torrent o Burjassot están teniendo demanda y se prevé que crezca en cinco años por el alza de precios debida a la falta de suelo.

El promotor tradicional valenciano está dejando paso a grandes operadores nacionales e internacionales, que son los que están dominando el mercado

Aunque los compradores de 30 años optan por el alquiler, CBRE advierte que se han generado nuevos nichos de mercado en los mayores de 60 años por la mayor esperanza de vida.

Fotos

Vídeos