Los promotores lamentan que el plan del litoral impide construir 3.000 viviendas

La normativa supondría perder en cinco años 3.500 millones de euros en inversiones de obra en la costa y renunciar a 5.000 empleos

SONIA AMORÓS

Valencia. La Federación de Promotores Inmobiliarios y Agentes Urbanizadores de la Comunitat (Feprova)lamentó ayer que la ley del litoral conocida como el Plan de Acción Territorial del Litoral (Pativel), encargada de la clasificación del suelo en urbanizable y no urbanizable, frena la construcción de 3.000 viviendas al año en la costa valenciana, según revelan los primeros datos de un estudio de la Universidad de Alicante (UA) que evalúan la repercusión de esta normativa.

Según indica la patronal de las promotoras, el Pativel impide satisfacer la demanda de residencias en el litoral autonómico, que entre abril de 2016 y marzo de 2017 registró un incremento de la construcción de un 57% al alcanzar los 7.000 inmuebles de obra nueva. Además, el estudio alerta que la norma provocaría la pérdida de 3.500 millones de euros en inversiones en los próximos cinco años y provocará un desvío de la demanda a otras comunidades limítrofes.

En ese sentido, el informe de la universidad señala que se renunciaría a la construcción de 15.000 viviendas en el próximo lustro y se renunciaría a la creación de 5.000 nuevos empleos, de los que se estima que unos 3. 800 serían contratos estables.

Los promotores subrayan que el ritmo de construcción de nueva vivienda en el litoral de la Comunitat está en pleno auge, debido en gran parte al tirón de segundas residencias sigue siendo el principal motor del sector. Este incremento se debe fundamentalmente a que la demanda real «se sigue concentrando sobre todo en la costa», en consecuencia del interés tanto nacional como internacional por adquirir una propiedad costera. «Un síntoma más de la reactivación del mercado de la vivienda en el litoral valenciano a raíz de la mejora de la coyuntura económica», explican desde Feprova.

Además, los promotores afirman que el Pativel va más allá de proteger el suelo no urbanizable. Por ello, Feprova, así como los municipios del litoral y propietarios afectados por el plan de acción, no entienden el objetivo de Pativel, «ya que no tiene en consideración la protección del suelo protege la Ley de Costas», según destacan. Es por este motivo por el que ven innecesario ampliar otro plan diferente y no salvaguardar el que ya está en vigor. «No se tiene en consideración la protección de suelo ya prevista en la actual ley y lejos de ampliar una salvaguarda que ya existe, socava las posibilidades de crecimiento, desarrollo y generación de empleo que puede generar la demanda prevista», sostiene la federación.

La patronal asegura tener en consideración aspectos como el respeto medioambiental para evitar errores de saturación y masificación, pero insiste en la importancia del «crecimiento socioeconómico».

Alegaciones contra el plan

El pasado mes de marzo, el Pavitel recibió 455 alegaciones diferenciadas -3.081 escritos de reiteración-, el 67% de ellas concentradas en los municipios de Alcalà de Xivert, Oliva y Benissa. De las 74 localidades que están en su área de actuación, 53 alegaron, pero 20 municipios lo hicieron de forma errónea ya que, en realidad, no estaban afectados por el plan que impulsa el Consell.

El gran volumen de las reclamaciones tanto de particulares como de ayuntamientos obligó a la consellería a introducir cambios en el texto del Plan del Litoral dando respuesta al 30% de las alegaciones.

Fotos

Vídeos