Los promotores empiezan a prohibir el alquiler turístico a los compradores de viviendas

Recreación del edificio Delfin Tower, el primero en Benidorm que prohíbe los pisos turísticos. / LP
Recreación del edificio Delfin Tower, el primero en Benidorm que prohíbe los pisos turísticos. / LP

Un edificio de lujo en Benidorm es el primer caso en la Comunitat de esta práctica que busca aportar un valor diferencial al inmueble

Á. MOHORTE

Valencia. Primera línea de playa, piscina, jardín, primeras calidades y... prohibido alquileres turísticos. Esto es lo que plantea la promotora de un inmueble de Benidorm, convirtiendo en un valor del inmueble quedar fuera de la ola de arrendamientos vacacionales. Por el momento, esta es la primera experiencia que se registra en la Comunitat, pero fuentes del sector advierten que está «aportación de valor» se está incluyendo en algunos inmuebles en Cataluña. En este caso, la promoción Delfin Tower promete prohibir, a través de los estatutos de la comunidad de vecinos, el alquiler vacacional por períodos inferiores a dos meses, «para evitar la 'hotelización' de esta promoción inmobiliaria en primera línea de playa de Benidorm», según sus responsables.

Los promotores reconocen que la decisión pudiera retraer a determinados compradores que tuvieran pensado la compra de pisos en la promoción para poder ofrecerlos como pisos turísticos, pero también advierten que «una medida tajante como ésta da garantías a la mayoría de clientes» de no terminar compartiendo rellano con este modelo de turismo.

«Queremos ser el edificio residencial de referencia en Benidorm y eso también pasa por regular el alquiler vacacional desde el inicio del proyecto», señalan fuentes de Delfin Tower, una torre de diseño similar a una vela de barco en primera línea de Playa Poniente, y que será terminada a finales de 2020. Por el momento ya se han vendido sobre plano el 43% de las 44 viviendas de lujo que incluye, desde 700.000 euros.

Los estatutos de la comunidad de vecinos impedirán el arrendamiento por menos de dos meses

Desde el sector inmobiliario se recuerda que los alquileres turísticos han crecido en la Comunitat Valenciana un 10% y el sentido del mercado no es el mismo que el del inmueble benidormí, siendo el sector hotelero el que está presionando a la administración para que tome medidas restrictivas. «Paradójicamente, son muchas las cadenas hoteleras que tienen un fuerte interés en invertir en inmuebles que sean susceptibles de soportar esta modalidad», apunta el director de inversiones de la consultora inmobiliaria Olivares Consultores, Jorge Quevedo.

Actualmente, en Benidorm la patronal hotelera Hosbec está llevando una intensa campaña con análisis exhaustivos de la oferta de la plataforma Airbnb, puntera en el sector, tanto en esa plaza como en las ciudades de Alicante y Valencia. Fruto de estas y otras presiones, ya se produjo una moratoria de las licencias para apartamentos turísticos en el centro de Valencia para determinadas zonas.

«En principio es una paralización de las licencias que se puedan solicitar sobre esta actividad concreta a la espera de revisar y regularizar una normativa concreta sobre esta figura que a día de hoy no existe», advierte Quevedo. Así se buscaría profesionalizar la actividad, mejorar la convivencia con vecinos, y exigencias técnicas que se adapten a la normativa actual. En resume: tercializar los edificios mediante cambio de uso y que tengan una actividad exclusiva y no mixta, como hasta ahora, explica el directivo.

Fotos

Vídeos