El precio del suelo se dispara en Valencia y saltan las alertas por el peligro de una nueva burbuja

Construcción de edificio en Valencia /LP
Construcción de edificio en Valencia / LP

Los promotores prevén que la ciudad se quede sin terreno en tres o cuatro años y barrios como Quatre Carreres doblan el valor del metro cuadrado

Á. MOHORTE/E. RODRÍGUEZValencia

La construcción en Valencia vuelve a estar inmersa en un boom. Así lo reflejan los datos de la inmobiliaria internacional CBRE, que estima que el suelo disponible en la capital se agote en tres o cuatro años. A día de hoy, la ciudad tiene en marcha más de 60 proyectos y en el primer semestre se sumaran de 10 a 15 nuevos, y eso que el retraso de hasta 12 meses de las licencias municipales está ralentizando proyectos.

Esta situación lleva a un incremento de los precios que calienta especialmente el mercado del suelo. Así, mientras que el metro cuadrado de solar edificable creció hace un año un 30% y hoy escala ya un 50%. Esta tendencia se aprecia especialmente en las zonas de Patraix (26%), Malilla (40%) y Cuatro Carreres, que dobla de precio el metro cuadrado, pasando de 300 a 600 euros de un año a otro.

Ante esto, inversores como Pablo Serratosa, uno de los más activos de la ciudad en lo inmobiliario, están levantando el pie del acelerador. Así, Eleuterio Abad, director general de Zriser, advertía ayer en el XV Foro Tributario en la FEBF y PwC que la empresa prefiere ser prudente. «La promoción está en efervescencia y es un problema muy serio porque los precios están subiendo mucho hasta el punto de hacer inviable la venta de la vivienda y no sé si vamos a ser capaces de continuar con ese negocio». Advierte que la sensibilidad del comprador hacia el precio es muy alta «y en estos momentos no voy apostar por comprar un suelo por un precio que luego no se va a vender». Esto pone mimbres para una burbuja, aunque se está evitando gracias a que el consumidor aún tiene muy claro lo que quiere pagar, según Abad.

Malilla, Patraix y Ciudad de las Artes están en expansión con pisos por encima de 200.000 euros

Por contra, la explicación que se da desde CBRE es que se parte de precios muy bajos y se están consolidando con operaciones de grandes volúmenes con 800 euros el metro cuadrado en zonas como Campanar y empieza a haber operaciones más allá. Así, Torrent o Burjassot están teniendo demanda y se prevé que crezca en cinco años por el alza de precios ante la falta de suelo en la capital. Actualmente, ya se descarta que se pueda encontrar nada por debajo de 200.000 euros en obra nueva en Valencia. «Desde 2016 ha empezado a activarse el mercado, con una consolidación en 2017. Muchos agentes ven ahora aquí una oportunidad», según Carlos de Almeida, director de Obra Nueva de CBRE.

Por zonas, Malilla, Patraix, Cuatre Carreres y Campanar son las más activas, mientras que en 2018 se prevé que despierte Moreres, y ya en 2020, el Grao y Fuente de San Luis. En el último año, se han incrementado un 26% las transacciones, aunque un 96% son en el mercado de segunda mano. Desde CBRE se estima que en 2019 y 2020 suba este porcentaje en obra nueva que ahora está en construcción.

«En líneas generales, hay una tendencia positiva los últimos 18 meses con una gran atracción de inversión en suelo y obra nueva, por el agotamiento de Madrid y Barcelona», según José Ángel Sospedra, director de la oficina en Valencia.

Fotos

Vídeos