La plataforma Airbnb ofrece ya más plazas en Valencia que entre todos los hoteles

Antonio Mayor, presidente de Hosbec, entre Alberto Galloso y Nuria Montes. / Consuelo Chambó
Antonio Mayor, presidente de Hosbec, entre Alberto Galloso y Nuria Montes. / Consuelo Chambó

La patronal Hosbec critica la «hotelización de las viviendas» y exige sanciones ejemplares por incumplir la obligación de informar a la policía sobre los inquilinos

Inés Herrero
INÉS HERRERO

Frenar la oferta de alojamiento ilegal es una de las prioridades de Hosbec, la patronal hotelera de Benidorm reconvertida ahora en autonómica. En la presentación del desembarco en Valencia, su secretaria general, Nuria Montes, advirtió del daño de un fenómeno global de «hotelización de las viviendas» que «consume muchos recursos y no aporta prácticamente nada». Sobre su rápida proliferación, apuntó que un informe que están ultimando acredita que, al cabo de apenas tres años, la plataforma online Airbnb «ya comercializa más plazas en Valencia que todas las plazas hoteleras existentes» en la ciudad.

Montes compareció junto al presidente de Hosbec, Antonio Mayor, y los responsables en Valencia de la entidad, Alberto Galloso y Carolina Satorres, para dar a conocer la hoja de ruta de la patronal, que agrupa a 250 establecimientos de la Comunitat Valenciana, con un total de 80.952 plazas hoteleras. En Valencia, cuenta con doce asociados premium, hoteles emblemáticos de cuatro y cinco estrellas, y 4.000 plazas.

Desde Hosbec reivindican que todos los alojamientos cumplan las reglas del juego y urgen a tomar cartas en el asunto contra aquellos que funcionan como «hoteles encubiertos» y, «en muchos casos, ni siquiera tienen regularizada su situación, no tienen licencia de actividad pero comercializan una noche en un portal de internet igual que un hotel».

Los empresarios reclaman una «participación más activa» en organismos como Turismo Valencia

Según los datos recabados para su próximo informe, «el 80% de la comercialización que se hace es de tipo profesional, no es una actividad residual para completar ingresos como intentan hacer ver estas plataformas», sino «puro negocio» que, como tal, debe cumplir las obligaciones con el fisco, al estar sujeto a IVA e IRPF, y la normativa de seguridad.

«Es actividad empresarial pura y dura», defendió Montes, tras asegurar que más de la mitad de quienes comercializan alojamientos en este tipo de plataformas ofrecen más de un inmueble. Cabe recordar que la ley valenciana sólo reconoce como viviendas turísticas aquellas que se alquilan enteras, con obligación de estar registradas, a diferencia del anfitrión que arrienda habitaciones.

Para Hosbec, la Generalitat hizo sus deberes al elevar las sanciones y exigir responsabilidades a las plataformas online por comercializar alojamientos sin incluir el número de registro, pero falta que cumplan su parte la administración estatal, con medidas en materia tributaria, y los ayuntamientos, a la hora de decidir «qué tipo de ciudad quieren» e, incluso, restringir las zonas donde pueden proliferar estos negocios.

Además, alertan de los riesgos en materia de seguridad de incumplir la obligación de enviar a la policía los datos de los clientes, de lo que acusan al 90% de los apartamentos. Es por eso que Hosbec solicita reunirse con el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues, a fin de exigirle «medidas ejemplarizantes» contra quienes alojen a personas y no remitan sus datos a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Sobre Valencia, como destino, opinan que «tiene mucho recorrido» para ser «una ciudad global» como Milán o Ámsterdam, «la segunda del Mediterráneo tras Barcelona», y situarse también entre las más rentables. Desde Hosbec se oponen a la moratoria a los hoteles y apuestan por vender a los cruceristas estancias de varios días en la ciudad antes de embarcar, así como por impulsar su posicionamiento en turismo deportivo y una «participación más activa» del empresariado en instituciones como Turismo Valencia.

Fotos

Vídeos