La patronal pide al Gobierno «más cariño» hacia Cevisama

I. H. VALENCIA

La fugaz visita del ministro Álvaro Nadal en la jornada inaugural de Cevisama se saldó con un encuentro de hora y media con empresarios azulejeros, que aprovecharon para pedirle «más cariño» hacia la cuarta feria española que más valor aporta al profesional.

Finalmente el titular de Energía y Turismo no asistió a la inauguración del certamen, como prometió la vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría al empresariado hace unos días, ni a la entrega de los Premios Alfa de Oro, como preveía el programa oficial. Desde Ascer, según aseguran, se enteraron «a última hora» de que acudiría a un almuerzo de trabajo, privado, sin contactar con representantes del Consell ni de la patronal autonómica.

La patronal azulejera acudió a esa «audiencia rapidita» con un listado de reivindicaciones, entre ellas un mejor trato para Cevisama, «el mismo» que reciben Fitur (Madrid) o el Mobile World Congress (Barcelona). «No ayudas directas, sino mayor reconocimiento en los planes estatales», precisó Nomdedeu.

Desde Ascer felicitaron al ministro de Energía por los esfuerzos para reducir los costes regulados, a falta de que se apliquen a las empresas y reduzcan la desventaja en relación a sus competidores italianos.

También pidieron a Nadal la extensión hasta 2030 de la vida útil de todas las plantas cogeneradoras del sector, ya que nueve podrían cerrar en los próximos tres años.

Al término de la comida, desde Ascer valoraron que el ministro se mostró atento y realista y se comprometió a crear una mesa de trabajo para abordar sus peticiones, sin olvidar las limitaciones presupuestarias que le impiden, por ejemplo, mantener toda la cogeneración.

Fotos

Vídeos