Parc Sagunt roza el lleno con tres ventas y autoriza al Puerto a sacar su parcela a concurso

María José Mira, presidenta del consejo de Parc Sagunt. / jesús signes

Acotral, interproveedora de Mercadona, aterriza en el parque por el tirón de la cadena de Roig, que podría estar interesada en el suelo de la APV

I. HERRERO

valencia. Parc Sagunt deja atrás su imagen de polígono desierto y roza ya el lleno, con apenas un 13% disponible en pequeñas parcelas y promesas políticas de que habrá una segunda fase del parque saguntino. Su consejo de administración aprobó ayer la venta de tres parcelas, por las que ingresará más de 2,2 millones de euros. Además, autorizó a la Autoridad Portuaria de Valencia a que saque a concurso la suya, la segunda de mayor tamaño y en la que podría estar interesada Mercadona, dueña de un tercio del parque y artífice de su reactivación, al estar justo al lado de la parcela que compró por 24 millones para construir su mayor centro logístico de España.

La malagueña Acotral, interproveedora de transporte de la empresa de Juan Roig, adquirirá una parcela de 6.500 metros cuadrados por 643.103 euros; la tecnológica Ecológica y Protección Agrícola, dedicada al desarrollo y fabricación de productos fitosanitarios basados en técnicas de control de plagas, compra 8.348 metros por 826.500 euros y el gigante estadounidense Crown Holdings, que fabrica latas para empresas como Coca-Cola y desembarcó en el parque en julio, se queda otra parcela de 8.001 metros cuadrados por 776.520 euros.

En cuanto a la operación del Puerto, el consejo donde conviven el Estado y la Generalitat, presidido por la secretaria autonómica María José Mira, autorizó a Valencia Plataforma Intermodal (VPI) a que enajene su parcela mediante concurso público, con la condición de que abone todo lo que falta por pagar de la compraventa originaria. Además, el precio no podrá superar el de la escritura inicial y el comprador asumirá las obligaciones fijadas en los pliegos de venta del parque.

Cabe recordar que el Puerto, a través de VPI, escrituró ese suelo en 2011 por 30,7 millones, de los que pagó poco más de seis y aplazó los otros veinticuatro para ir abonándolos a partir de que el Ayuntamiento de Sagunto recepcionase las obras de urbanización, lo que no se produjo hasta el pasado mes de agosto. De hecho, fue un nuevo adelanto de fondos del Puerto el que permitió reactivar los trabajos en septiembre de 2016, al cabo de una década.

María José Mira valoró ayer la importancia de Mercadona y su «efecto arrastre» para el «despegue» de Parc Sagunt, llamado a convertirse en «un centro logístico de referencia para todo el sur de Europa dada su excelente ubicación, en el centro del Arco Mediterráneo».

Fotos

Vídeos