Pamesa se une a la oleda de inversiones del sector y gasta 60 millones en TAU

La compañía aumenta sus ventas un 26% el pasado año, alcanzando los 587 millones de facturación y ganando 51 millones, un 13% más

Á. MOHORTE

Valencia. El Grupo Pamesa Empresarial, que preside Fernando Roig, alcanzó en 2017 una facturación consolidada de 584 millones de euros, cifra que representa un crecimiento del 26%. Esto ha supuesto superar el objetivo de ventas del grupo para 2017, además de alcanzar los 72 millones de metros cuadrados de producción.

Los objetivos previstos del grupo para el ejercicio 2018 son consolidar los niveles de ventas, teniendo previsto superar los 630 millones de euros de facturación, así como seguir creciendo sobre el nivel de resultados obtenido el año anterior.

El grupo, al cierre del ejercicio 2017, registró un beneficio antes de impuestos de 51,1 millones de euros, que supone un incremento del 13%. Este incremento de beneficios se ha producido no solamente por el incremento de ventas citado anteriormente, sino también por el aprovechamiento de las economías de escala, mejoras de productividad y de eficiencia energética.

La compañía confía en crecen en ventas un 7% hasta los 630 millones en este ejercicio

El volumen de inversión del grupo durante el ejercicio 2017 ha ascendido a 63 millones de euros, sumando desde 2014 hasta 183 millones de euros. Estos desembolsos han sido destinados tanto a incremento de capacidad productiva como de capacidad logística, básicamente en las instalaciones de TAU, adquirida hace dos años.

Este aspecto, junto a las importantes inversiones previstas para los próximos ejercicios, va a permitir al Grupo Pamesa Empresarial seguir creciendo tanto en términos de ventas como de producción y seguir generando empleo en los próximos ejercicios.

Fotos

Vídeos