El pacto del comercio retrasa su entrada en vigor hasta finales de febrero

Compras navideñas en un comercio de Valencia. / jesús signes
Compras navideñas en un comercio de Valencia. / jesús signes

Les Corts descarta aprobar este mes la restricción de un tercio de las aperturas en domingos y festivos pactada por el sector

I. HERRERO

valencia. La aprobación del pacto del comercio para cerrar un tercio de los domingos y festivos actuales en ciudades como Valencia o Alicante tendrá que esperar, al menos, hasta principios de febrero. Por tanto, la entrada en vigor del nuevo marco de horarios comerciales, una vez validado por Les Corts y publicado en el DOGV, difícilmente se producirá antes de finales de febrero, lo que permitiría a las grandes superficies gozar de libertad horaria en las rebajas.

La conselleria que dirige Rafael Climent quería sacar adelante esa iniciativa en el pleno extraordinario de Les Corts del 24 y 25 de enero, por lectura única, pero PP, Ciudadanos y Podemos frustraron sus planes al pedir más tiempo para poder estudiar el texto planteado.

Sin unanimidad entre los partidos de Les Corts, la aprobación de la restricción de la libertad horaria acordada por el sector ni siquiera se abordó en la Junta de Portavoces de ayer y queda pendiente para futuros plenos, en febrero.

Tras el revés, Climent confía en poder llevarlo al pleno del día 7 y «si no puede haber unanimidad, al menos que haya mayoría». En declaraciones a Radio Alicante SER, justificó la vía planteada «porque no se puede enmendar, al ser un acuerdo del sector, no una propuesta de un partido que se pueda mejorar», y también «por agilidad».

Desde el PP cuestionan «las repentinas prisas de Economía después de dos años y medio» y acusan a Climent de querer «aprobar esta medida de tapadillo y empleando en Les Corts un procedimiento excepcional de manera injustificada, pues sólo debería usarse en casos de emergencia».

También Ciudadanos se opone a tramitar el texto «deprisa y corriendo y de manera improvisada», en lo que interpretan como «una muestra más de la forma a contrarreloj de trabajar del conseller».

Fotos

Vídeos