Pablo Serratosa: Inversión con voz propia

Pablo Serratosa: Inversión con voz propia
LP

Con su hermana Ana puso en marcha con 42 años el Grupo Zriser, una firma inversora clave en la Comunitat los últimos 10 años

Á. M. /E. RODRIGUEZ

Los hermanos Pablo y Ana Serratosa iniciaron en 2007 su andadura empresarial en solitario tras salir del Grupo Nefinsa, la empresa familiar que lidera su padre Emilio Serratosa y en la que permanecen sus hermanos Javier y Gonzalo. La decisión no fue ni fácil ni cómoda. En ese momento, la crisis despuntaba, pero eran pocos los que señalaban que podía ser algo más de un ajuste y casi nadie era capaz de predecir el alcance real de un trance económico que puso patas arriba un periodo de bonanza de una extensión que no se recordaba en la historia reciente de España.

En todo caso, Pablo Serratosa (Valencia, 1964) contaba ya para entonces con una relevante carrera empresarial bajo el paraguas familiar. Licenciado en Económicas y Empresariales por la Universitat de València, con MBA en el estadounidense Babson College de Boston, había ejercido distintas responsabilidades en el grupo familiar durante 15 años. Además de vicepresidente de Nefinsa, en sus manos había estado el desarrollo de la aerolínea Air Nostrum y Uralita.

Esta decisión inició una nueva etapa en la planificación de su gestión de activos, que hasta ese momento estaba basada esencialmente en adquisiciones e inversiones empresariales, para evolucionar hacia una estrategia de inversión y distribución de activos basada en tres grandes áreas: Inversión en mercados de capitales, Inversión inmobiliaria y Adquisiciones empresariales.

A partir de ese momento empezaron a tejer una estructura que actualmente cuenta con participación en compañías como el grupo español especializado en servicios avanzados de seguimientos de medios, control y análisis de la eficacia publicitaria Auditmedia; la cervecera Tyris; la fabricante y distribuidora de productos de inyección de plástico Tayg; Grupo Energético; Punt Mobles; la fabricante de máquina herramienta, reconstrucciones y mantenimiento industrial Inrema; y la fabricante de techos metálicos, acústicos y registrables Thu.

Al margen de la actividad en el mercado de capitales, una de sus facetas más conocidas es la de la inversión en proyectos innovadores, como es el caso de firmas que, en algunos casos, han pasado por la aceleradora de empresas de Juan Roig, Lanzadera. En este área están Mr Jeff, Agroterra, Talleratos, Singularu, PlayFilm, Timp o WiTrac.

Sin embargo, es en el mercado inmobiliario donde han podido posicionarse de un modo especialmente relevante, sobre todo al comprar cuando el mercado estaba atravesando uno de los momentos más difíciles. Así, cuentan en Valencia con el Edificio Ayuntamiento, 27, con inquilinos como el despacho Garrigues; el Senda de Senent o el Albereda, frente al Palau de la Música; así como el Edificio Alfahuir; la antigua sede de Caja Madrid en la calle Pintor Sorolla; y un gran número locales comerciales en Valencia, Madrid y Andalucía.

«Nosotros no miramos los sectores, sino las compañías y sus respectivos equipos. Nuestra filosofía es expandirnos y crecer conjuntamente con esas empresas, hacer un seguimiento. Somos inversores de proximidad. Tenemos una presencia constante, les apoyamos en distintas facetas como financiación, planificación, control y demás. Para ello es necesario estar junto a ellos, no somos de esos que invierten y espera a que la empresa saque rentabilidad», señalaba Pablo Serratosa a LAS PROVINCIAS.

De cara al futuro, señaló que afrontan 2018 «muy bien, hay oportunidades de inversión en la Comunitat y estamos en pleno proceso inversor, ya que cada año nos interesamos en 100 empresas distintas»

Incluso en el mercado inmobiliario, considera que hay posibilidades. «Está en buen estado de salud, empezando a crecer, aunque estemos muy lejos de la época del boom. No llegaremos a aquello, pero el 'gap' que hay entre ese momento y el actual es mucho, entonces hay mucho por recorrer todavía».

Fotos

Vídeos