UNA NUEVA SINGLADURA

UNA NUEVA SINGLADURA
Jesús Signes

Vicente Boluda Ceballos, nuevo vocal del comité ejecutivo de Cámara Valencia, es el hijo del presidente de AVE que releva a su padre en la dirección de la institución cameral tras años implicado en la empresa familiar

Á. M.

valencia. El mundo de las empresas cuenta con sus dinastías y determinados apellidos son inseparables de la historia económica valenciana. Éste es el caso de los Boluda, entre los que hoy es Vicente Boluda Fos su miembro más relevante como presidente de Boluda Corporación Marítima y de la Asociación Valenciana de Empresarios, entre otras distinciones.

Aunque justo ayer sábado 31 de marzo cumplió los 63, hace tiempo que ha situado a la siguiente generación en puestos en los que pueda tomar el pulso a la empresa y empezar a formarse de forma práctica para tomar relevo cuando corresponda

Sin embargo, al margen de lo que ha estado sucediendo de puertas para adentro de la compañía marítima y el resto de actividades en las que están involucrados, esta semana el comité ejecutivo de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Valencia se renovaba después de ocho años con relevantes novedades.

La composición del pleno de la institución ha incluido un gran porcentaje de renovación: un 65% de las empresas forman parte del pleno por primera vez. Y de las que continúan, un 14% han designado como representante a la siguiente generación. Así ha pasado con Alfredo Quesada por Pavasal; María José Félix, en sustitución de Federico Félix; y Borja López de CPS en lugar de José Manuel López Lita. Igual ha ocurrido con Boluda, que ha realizado el cambio sin dejar su empresa el comité ejecutivo.

Así es como Vicente Boluda Ceballos es desde el pasado miércoles uno de los cuatro vocales de la dirección de la entidad cameral, junto al delegado territorial de Caixabank Xicu Costa; el empresario transportista y presidente de esa federación Francisco Corell; la representante de Mercadona, Pau Villalba; y Vicente Lafuente, que dejó la vicepresidencia para quedar en este puesto.

Por encima de ellos, José Vicente Morata renovó como presidente y Vicente Folgado repitió en la vicepresidencia primera y se incorporó por primera vez a una mujer como vicepresidenta segunda con María José Mainar.

Boluda Ceballos es sobradamente conocido en el entorno marítimo portuario y en general en el empresarial, especialmente desde que su padre optó hace algunos años por compartir el protagonismo en los actos públicos que organiza en sus empresas.

Consejero de Boluda Corporación Marítima desde 2011, ya hace 10 años que preside las Bodegas Fos, experiencia vitivinícola de la familia. Licenciado en Administración de Empresas por el Colegio Universitario de Estudios Financieros (Cunef) de Madrid y por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (Nuevo León, México), uno de los más prestigiosos de Norteamérica.

Fue Vicente Boluda Fos quien transformó una gran compañía del mediterráneo español en una de las piezas relevantes del negocio marítimo mundial en su especialidad. Boluda Corporación Marítima facturó el pasado año 450 millones de euros, un 4,8% más, con un beneficio de 36 millones, un 29,8% superior al cosechado el ejercicio anterior.

La corporación, constituida en Madrid en enero de 2004, realiza diversas actividades relacionadas con el entorno marítimo, fundamentalmente servicios de remolcadores en puerto y en mar, por medio de una flota compuesta por 212 buques, siete más que un año antes. En concreto, 184 son propios y 28 se encuentran en régimen de arrendamiento.

En 2016, además de elevar notablemente tanto su facturación como el beneficio neto, Grupo Boluda invirtió 82 millones de euros, principalmente en la construcción y compra de nuevos buques remolcadores que incorporará a su flota en los próximos ejercicios, según recogen las cuentas depositadas por la compañía en el registro mercantil.

La corporación cuenta con una plantilla media de 2.344 trabajadores, todos fijos, un 3% más que el año anterior. A cierre del ejercicio, tenía 2.410 empleados, en concreto, 2.181 hombres y 229 mujeres. La firma reestructuró su deuda en 2015, con un contrato de financiación sindicada por cerca de 230 millones, en dos tramos y que vence a mediados de 2021.

Fotos

Vídeos