Neil Collen, valenciano de adopción

Neil Collen, valenciano de adopción
lp

Experto en fusiones y adquisiciones participó en algunas de las grandes operaciones en la Comunitat como las de Keraben o Royo y es socio fundador de Livingstone España

Á. M. VALENCIA.

Llegó a España de casualidad. De niño, había viajado con su padre por África y era consciente de las dimensiones del mundo mucho antes de que el término globalización se pusiera de moda y que prácticamente se hubiera introducido en el lenguaje cotidiano. De nacionalidad británica, Neil Collen estudió en la Universidad de Durham (Reino Unido) entre 1981 y 1984, recalando casi por casualidad en España recién licenciado.

Era 1985 y el país en plena transformación. Hacía una década de la muerte del dictador y sólo siete de la promulgación de la Constitución y la Democracia. La vida en el país era pura efervescencia y un hombre joven y activo como él encontró tanto motivos personales como profesionales para desarrollarse personal y profesionalmente.

Sus primeros pasos fueron en el sector inmobiliario, ofreciendo a los británicos proximidad y la posibilidad de superar la barrera idiomática, un problema habitual en España que en esas fechas era aún peor que en la actualidad. Su formación y esa capacidad de puente entre culturas le llevó a colaborar en otras actividades y finalmente entrar en la negociación empresarial que, con los años, le ha llevado a situarse entre los intermediadores más importantes de la Comunitat Valenciana en negociaciones corporativas.

Su dedicación a la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A) cuenta ya con 25 años y su experiencia en el mercado español es extensa. En este sentido, los años le han permitido a Collen liderar numerosas transacciones en sectores tales como los materiales de construcción, el transporte y la logística, la fabricación industrial, la alimentación, 'healthcare', muchas de las cuales han tenido impacto internacional.

Entre las últimas se cuentan la asesoría en la venta parcial de la azulejera de la familia Benavent, Keraben, primero al fondo norteamericano Tensile Capital Management y el pasado año a la compañía británica de alfombras y decoración Victoria. También defendió los intereses de IQAP Masterbath Group ante su compra por parte de Poly One Corporation, Moldcom Composites ante el fondo Nazca Capital o Puertas Dimara ante Desarrollos Empresariales Tasmania (Grupo Dimildura). Previamente, asesoró en la compra de Mondragón Soluciones y sus filiales por parte de la francesa Delachaux o de la norteamericana Electrical Components International o la adquisición por parte de Recreativos Franco de Mediatech o la adquisición de la polaca Elita por parte de la española Royo Group.

Collen ha cerrado numerosas operaciones de Leveraged Buy-Outs o deuda financiada por terceros. Es socio fundador de Livingstone Partners España, una firma internacional de M&A y Asesoramiento de Deuda en el mid-market, con oficinas en Beijing (China), Chicago (EE UU), Düsseldorf (Alemania), Londres (RU), Los Angeles (EE UU), Madrid/Valencia y Stockholm (Suecia). La firma cuenta con 120 profesionales en plantilla que cierran unas 70 operaciones cada año. Igualmente, Neil Collen es presidente de Kronospan España, y miembro de varios consejos de administración en compañías tanto españolas como multinacionales.

La revitalización de determinados sectores económicos ha vuelto a hacer interesante para los inversores las empresas valencianas. Después de diez años de economía de subsistencia en muchas áreas de actividad en el territorio valenciano, la lenta recuperación no impone urgencias a los procesos de fusiones y adquisiciones, y esto ha permitido afrontarlos de forma más mesurada y con una estrategia más conservadora. Pero muchos coinciden en que ya llegó la hora de dar el paso.

En ese sentido, especialmente los inversiones británicos toman posiciones fuera del Reino Unido antes de que se concrete el 'Brexit', como indica el 'Barómetros sobre clima y perspectivas de la inversión británica en España', elaborado por la firma Analistas Financieros Internacionales (AFI) y la Cámara de Comercio Británica en España.

El Informe señala como la Comunitat ha tenido un repunte de la inversión procedente de aquel país que, en el primer semestre de 2017 hasta los 302 millones de euros, una cifra que supone el 90% de la inversión extranjera en la Comunitat durante este periodo, de la que sólo un 10% fue en el sector inmobiliario.

Fotos

Vídeos