La naviera Cosco busca hacer de Valencia su gran puerto de megabuques del Mediterráneo

Buque dispuesto para la carga en el Puerto de Valencia.
Buque dispuesto para la carga en el Puerto de Valencia. / jesús signes

La compañía china refuerza la instalación valenciana con diez nuevas grúas, incluyendo una de las más grandes del mercado

SONIA AMORÓS / Á. M. VALENCIA.

La naviera china Cosco Shipping refuerza la capacidad de su terminal en Valencia con una de las grúas más grandes del mercado, dentro de su estrategia para convertir a esta plaza en un punto clave para la carga y descarga de megabuques. Estos barcos de grandes dimensiones se dedican principalmente al transporte de contenedores, un tipo de formato en el que la instalación valenciana lucha por mantener el liderazgo en el Mediterráneo.

Este refuerzo de la capacidad de trabajo de la terminal forma parte de un plan más ambiciosos, que ha significado la adquisición de otras diez grúas y que traerá el recrecido de otras cuatro para atender a los buques de mayor tamaño que recibirá la instalación.

La operación se ha ejecutado por medio de Noatum Ports, filial de Cosco Shipping desde que fue adquirida en un 51% el pasado mes, y significa la confirmación del plan de inversiones por valor de 100 millones de euros que la gestora de terminales inició en 2013 con la anterior propiedad.

Según el consejero delegado de Noatum, Douglas Schultz, «la incorporación de la nueva maquinaria es una muy buena noticia, ya que indica que se van cumpliendo los compromisos y los plazos establecidos para mejorar el equipamiento y los servicios de Noatum en Valencia, que junto con la labor de la Autoridad Portuaria de Valencia de mejora de las infraestructuras del enclave portuario, van a convertir el puerto de Valencia en el 'hub' de referencia de los megabuques en el Mediterráneo», lo que significa ser un punto de redistribución de carga de buques mayores a otras de menor tamaño para otros puertos.

Concretamente, el primer paso para conseguir esta transformación, según la compañía, ha sido la incorporación de una nueva grúa Malaccamax, que permite el incremento de la capacidad operativa y un aumento del atraque de megabuques con capacidad superior a 20.0000 contenedores (TEUs). En cuanto a esta nueva grúa, es uno de los modelos más grandes del mercado, de 51 metros altura de elevación («bajo spreader») y 25 contenedores de manga.

Además, está previsto que esta inversión se complete próximamente con otras cuatro grúas más del mismo tipo. Al plan ratificado por el grupo se sumarán tres unidades más RTGs (Rubber Tyred Gantry Cranes) Konecrames a lo largo de este mes de julio. También se prevé la llegada entre los meses de verano de dos Portanier Paceco procedentes de Málaga, y dos nuevos container de vacíos Konecrames- Trex de 10 toneladas de capacidad y siete tractores de terminal del tipo Kalmar modelo T.

Por último, en septiembre llegará un nuevo Reach Stacker Konecrames- Terex Liftace R5- 33S de 45 toneladas de capacidad, que se cumple con las previsiones de la compañía para estos meses. A todas estas mejoras hay que sumar que la terminal valenciana recibió a lo largo del primer semestre de 2017 seis nuevas RTGs. Por lo que el puerto de Valencia cuenta con un total de 58 unidades en el parque de grúas RTGs en la Terminal de Noatum en Valencia.

Mejoras en la instalación

A la inversión de Cosco Shipping a través de Noatum Ports, hay que sumar que la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) destinará 30 millones de euros para incrementar el calado del puerto que pasará a tener dieciocho metros. Todo ello para recibir a los megabuques en óptimas condiciones y convertirse por tanto «en el gran puerto en el Mediterráneo de referencia 'hub'».

La terminal valenciana de Noatum es la joya de la corona de esa empresa, ya que es el principal puerto del Mediterráneo en tráfico de contenedores. Después de la entrada de la naviera china Cosco en su accionariado, la firma asiática tiene el control de la mitad de los movimientos de contenedores del Puerto de Valencia, al rededor de 2,3 millones de unidades. Junto a esto, la operación significó adquirir las terminales de Noatum en Bilbao, Málaga, Las Palmas, Santander, Sagunto y la terminal de vehículos más grande de España, situada en Barcelona. A esto hay que sumar los puertos secos de Madrid y Zaragoza.

Fotos

Vídeos