Muere Julia Sáez-Merino García, hija del industrial textil creador de la marca Lois

Su madre, Pepita García, murió hace año y medio y su hermano Manuel hace poco más de tres

I. H. Valencia
Viernes, 10 noviembre 2017, 10:05

Ha fallecido en Valencia Julia Saez-Merino García, hija del industrial textil fundador de la mítica marca Lois, a los 59 años de edad.

Se da la triste circunstancia de que hace poco más de año y medio falleció su madre, Pepita García Ballesteros, a los 91 años de edad.

El padre de Julia, Manuel Saez Merino, y su tío Joaquín, fueron los fundadores de la firma textil que llegó a tener más de 1.700 empleados en lo que fue uno de los imperios industriales más significativos de la Comunitat.

Julia era la tercera hija del matrimonio formado por Pepita y el creador de marcas como Caster, Cimarron y Caroche. El hermano mayor de Julia , Manuel, falleció en julio de 2014 a causa de un infarto, cuando se encontraba retirado en una isla del Caribe. Tanto Manuel hijo como su hermano Vicente estuvieron también al frente del emporio hasta que la firma cerró definitivamente. Julia, por el contrario, apenas participó en

El negocio de los Saez Merino arrancó en su Millares natal con la colaboración del sastre de la localidad, que les cosía los pantalones, y de una prima, que cortaba las camisas que después cosían mujeres de la zona. Más tarde los dos hermanos empezaron a realizar encargos en localidades próximas y compraron telares usados para fabricar sus propias prendas. Nació así Confecciones Saez Merino.

A comienzos de los años 50, la empresa crecía y Manuel se marchó a Buñol a montar una fábrica. Allí fue donde conoció a la que se convertiría en su esposa, Pepita, con la que se trasladó a vivir a Valencia una vez casados y donde ya nació Julia en el año 1958.

Con una extraordinaria visión comercial, Sáez Merino fue conquistando mercados y vistió a deportistas como Johan Cruyff o Björn Borg y a músicos como Rod Stewart o los integrantes del cuarteto sueco Abba.

La marca valenciana mantuvo su hegemonía hasta que, a finales de los años 80, acusó la competencia de otras marcas y, en 1992, vivió su primera suspensión de pagos. Su apuesta por mantener la producción en España hizo que se viese especialmente afectada por el auge de la importación de productos asiáticos y no lograron evitar la liquidación en 2008.

Julia era madre de tres hijos varones, Jose Manuel, Ernesto y Fernando

Secciones
Servicios