Morata insta a que la Comunitat releve a Cataluña como motor del Mediterráneo

Bonet, Morata, Puig y Ribó, con los representantes de Matridos, Stadler, Porvasal, Nunsys y Consum, Premios Cámara 2017. / irene marsilla
Bonet, Morata, Puig y Ribó, con los representantes de Matridos, Stadler, Porvasal, Nunsys y Consum, Premios Cámara 2017. / irene marsilla

La Noche de la Economía Valenciana premia a las empresas Nunsys, Consum, Porvasal y Matridos y reconoce la labor de Stadler

INÉS HERRERO VALENCIA.

El conflicto catalán es una oportunidad para la economía valenciana. Ese mensaje, cada vez más repetido en los círculos empresariales, resonó ayer en el Salón Columnario de la Lonja. Ante los cerca de setecientos representantes empresariales e institucionales congregados con motivo de la Noche de la Economía Valenciana, el presidente de la Cámara, José Vicente Morata, hizo un llamamiento a que «la Comunitat lidere el crecimiento del Mediterráneo», gracias a atributos como su seguridad jurídica.

En su discurso, defendió que la Comunitat tiene capacidad y condiciones para «ser el polo impulsor y generador de riqueza» del Mediterráneo, motor de un fortalecimiento que considera parte de la solución de la problemática actual.

Morata reivindicó a esta región como «una de las franjas más productivas de España» y exigió la financiación e infraestructuras que permitan a las empresas desarrollar su potencial. «Después del trabajo concienciando sobre nuestro problema de financiación, es el momento de incrementar la presencia en las mesas de trabajo, en los centros donde se toman las decisiones, cada uno desde su ámbito de actuación», dijo, sin mencionar la manifestación del día 18, que protagonizó buena parte de los corrillos posteriores.

Además, Morata apeló a la unidad, entre socios europeos para afrontar «amenazas como el 'Brexit' o el crecimiento del populismo», y también en España, que «tiene una gran oportunidad de crecimiento si es capaz de articular un proyecto común para todos sus ciudadanos».

Así, reclamó «un proyecto que sume voluntades por encima de diferencias de situación geográfica», antes de valorar los «lazos muy estrechos» que unen a valencianos y catalanes. También José Luis Bonet, presidente de Cámara España, puso el foco en su tierra natal y opinó que el 21-D «hay que huir del desastre».

Bonet, convencido de que la Comunitat «ha hecho sus deberes», urgió al empresariado a consolidar el crecimiento, sin «distraerse con procesos secesionistas», y desató los aplausos tras afirmar que «es intolerable que unos pocos intenten empañar la imagen de España como país democrático» e «indignante» que lo hagan quienes subvierten el orden.

Por su parte, el presidente Ximo Puig agradeció a los empresarios su altura de miras para reivindicar juntos una mejor financiación. «No queremos romper nada, queremos ayudar a suturar, pero para eso hay que ser justos», zanjó, en presencia de Salvador Navarro, presidente de la CEV, o de Vicente Boluda, de AVE.

Todos ellos, como el alcalde Joan Ribó, ensalzaron el ejemplo de los ganadores de los Premios Cámara: Nunsys (Iniciativa empresarial), Porvasal (Internacionalización), Matridos (Excelencia) y Consum (Empresa socialmente comprometida), con diploma para Stadler como foránea.

Fotos

Vídeos