Un ministro técnico y con capacidad negociadora

Escolano, en un acto en 2013 organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo./EFE
Escolano, en un acto en 2013 organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. / EFE
Román Escolano

Este aragonés licenciado en ciencias económicas y con una proyección política moderada accede al cargo en un momento de ralentización del PIB

David Valera
DAVID VALERAMadrid

Román Escolano (Zaragoza, 1965) dio ayer el salto a la primera línea de la política con su nombramiento como ministro de Economía. Su perfil técnico y su capacidad de negociación, características puestas a prueba en la UE como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), han convencido a Mariano Rajoy. En este sentido, su hasta ahora menor proyección política puede ser una baza a su favor, al menos al inicio, para relacionarse con los partidos de la oposición en un Parlamento tan fragmentado.

Unas dotes que tendrá que poner a prueba en un momento en el que la velocidad de crucero de la economía que ha permitido crecimientos superiores al 3% en los últimos tres ejercicios empieza a moderarse. De hecho, la previsión actual del Gobierno es que el avance del PIB en 2018 sea del 2,5%, aunque según el Ejecutivo podría elevarse más si la situación en Cataluña se normaliza.

Más información:

Precisamente, una de las primeras tareas que deberá afrontar Escolano es la elaboración del cuadro macroeconómico que acompaña a los Presupuestos Generales de 2018. Una cuentas públicas que el Gobierno espera aprobar el 23 de marzo.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Autónoma de Madrid y perteneciente al Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, donde logró ser el número uno de su promoción, Escolano domina el inglés y el francés. En su faceta institucional, además de haber presidido el Instituto de Crédito Oficial (ICO) entre 2012 y 2014 y participado como director del departamento de Economía del Gabinete de Aznar, Escolano también ha sido asesor del secretario de Estado para las Comunidades Europeas, un cargo que sumado a la vicepresidencia del Banco Europeo de Inversiones que ostentaba hasta ayer, le otorga un conocimiento clave de Bruselas. Una faceta fundamental a partir de ahora.

En el BEI, organismo al que accedió en 2014, ha sido responsable de la supervisión de las operaciones y actividades de la entidad en España, Portugal, países del Magreb y Latinoamérica. Asimismo, Escolano ha sido consejero de la Oficina Comercial de la Embajada de España en Tailandia y Asesor del Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales. En el ámbito privado destaca su etapa como director de Relaciones Institucionales del BBVA entre 2006 y 2011. Además, ha sido miembro de los consejos de administración de Correo, FEVE y del ICEX.

Fotos

Vídeos