El Ibex-35 se sobrepone a la fuerza del euro y arranca el año en verde

Interior de la Bolsa de Madrid./EFE
Interior de la Bolsa de Madrid. / EFE

Las últimas cuatro sesiones de 2017 fueron en rojo, aunque al final el indicador terminara con ganancias en el año de un 7,4%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 comenzaba la primera sesión del año en positivo, intentando atacar los 10.100 puntos, pero a las once de la mañana entraba en números rojos. En negativo, con pérdidas de alrededor de un 0,15% y en el entorno de los 10.020 puntos estuvo hasta la una de la tarde, cuando volvió a entrar en números verdes e inició un proceso de recuperación que le llevó a terminar el día en los 10.079,10 puntos, lo que supone un avance del 0,35%. Con ello, el indicador rompe su secuencia de cuatro jornadas consecutivas de descensos: las últimas cuatro sesiones de 2017 fueron en rojo, aunque al final el indicador terminara con ganancias en el año de un 7,4%.

Sólo un indicador europeo le ganó al español: el PSI-20 de Lisboa, que cerró con una fuerte revalorización del 1,51%. En rojo, el peor fue el Ftse 100 británico, que se dejó un 0,52%, mientras que el Cac 40 francés perdió un 0,45% y el Dax alemán, un 0,36%. El Ftse Mib de Milán bajó un 0,04%.

Porque el selectivo español fue de los pocos indicadores que respondió al alza a los avances con que Wall Street comenzó 2018. Quizás a la Bolsa de Nueva York le ayudaron noticias que apuntan que la reforma fiscal estadounidense ha llevado a la mayor revisión al alza de las expectativas de beneficios empresariales de los seis últimos años, de acuerdo con Bank of America Merrill Lynch.

 El selectivo español fue de los pocos, asimismo, que se sobrepuso del todo a lo que parece que estaba detrás de las caídas de las Bolsas europeas: la fuerte subida del euro, que a primera hora de la mañana hacía mucho daño a las exportadoras europeas, sobre todo cotizadas en Fráncfort y en París.

Porque la divisa comunitaria, que cerró el año 2017 con una apreciación de más del 14% frente al billete verde, arrancaba el nuevo ejercicio también ganando posiciones con respecto al dólar. Marcaba máximos del día en el entorno de 1,2080 unidades, atacando los niveles más altos desde 2015, aunque al cierre había adelgazado sus ganancias hasta el nivel de 1,2050 unidades.

Quizás esa subida de la divisa comunitaria obedecía al buen índice de gestores de compras del sector industrial publicado en la zona euro, que marcó los 60,6 puntos, un nivel récord. Además, Benoit Coeure, miembro del BCE, afirmó que, a menos que la inflación decepcione, hay una probabilidad razonable de que la extensión del programa de compra de activos que tuvo lugar en octubre sea la última.

En Estados Unidos se publicó ese mismo indicador, el de actividad manufacturera, que también fue positivo y, además, superó expectativas. Quizás fue lo que frenó al euro, pese a que en todo momento le ganó terreno al billete verde.

Claves de la sesión

 -El Ibex-35 terminó la jornada con una subida del 0,35%, para dar un último cambio en los 10.079,10 puntos.

-IAG encabezó los ascensos, con una revalorización del 4,06%. Red Eléctrica fue el que más cayó, con un descenso del 1,42%.

-El euro se apreciaba al cierre un 0,30%, para cambiarse por 1,205 unidades. En su momento más alcista llegó a cambiarse por 1,2080 dólares.

En todo caso, la combinación de ambos datos derivó en una fuerte subida de los intereses de los bonos. En primer lugar, en los de los países 'core': el rendimiento de los títulos americanos a diez años pasó desde el 2,40% hasta el 2,46%, mientras que el de los alemanes avanzó desde el 0,42% hasta el 0,46%. A continuación, en los tipos de los bonos de la periferia, con el interés de los lusos pasando de niveles por debajo del 1,90% hasta rozar el 2%; los de sus comparables italianos pasando del 2% al 2,10% y los de los españoles, del 1,55% hasta el 1,60%.

Como los intereses de los bonos de la periferia subieron más que los del centro, las primas de riesgo se ampliaron: la de España, hasta los 114 puntos básicos.

Los 'blue chips' frenan

En el selectivo español, IAG encabezó los ascensos, con una subida del 4,06%. Después se colocaron Gas Natural y ArcelorMittal, con subidas de un 3,48% y de un 3,30%, respectivamente. Siemens Gamesa, Dia y CaixaBank avanzaron más de dos puntos porcentuales.

Entre los grandes valores, Repsol fue el que más ganó, con un avance del 1,66%.

En rojo, Red Eléctrica y ACS fueron los peores, con descensos de un 1,42% y de un 1,12%, respectivamente. Después un 'blue chip', Iberdrola, que bajó un 0,88%. Otros grandes valores también cerraron en rojo, frenando al selectivo español: Inditex, el Santander y BBVA cedieron alrededor de medio punto porcentual.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Urbas fue el valor más rentable, con una subida del 15,38%. A continuación se colocó Abengoa (B), que se anotó un 10%. En cabeza, más inmobiliarias: Quabit y Montebalito, con ascensos de más de un 6%, después de la publicación de datos estos días de subidas del precio de la vivienda.

En rojo, Prosegur Cash y Parques Reunidos fueron los peores, con caídas de un 2,84% y de un 2,59%, respectivamente.

El crudo baja, pese a Irán

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, bajaba al cierre un 0,63%, hasta los 66,45 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, retrocedía cerca de un 0,3%, hasta los 60,25 dólares. No parece estar reaccionando demasiado el precio del crudo a las protestas que en los últimos días se están desarrollando en Irán, aunque este país es el tercer mayor productor de crudo de la OPEP.

El oro, por su parte, encadenaba su octava sesión consecutiva de avances, para terminar el día por encima de los 1.310 dólares la onza, en máximos desde el pasado septiembre.

Fotos

Vídeos