El Ibex-35 baja un 1,44% y casi borra las subidas del año

El Ibex-35 baja un 1,44% y casi borra las subidas del año
EFE

El peor de todos los indicadores europeos fue el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 2,02%

CRISTINA VALLEJO

Después de las fuertes caídas acumuladas por los principales índices mundiales la semana pasada, después del fuerte correctivo que sufrió Wall Street el viernes, los descensos continuaron este lunes. Y entre los indicadores del Viejo Continente, uno de los más vulnerables se demostró el Ibex-35. El selectivo español cerraba dando un último cambio en los 10.064,50 puntos, lo que supone un retroceso del 1,44%. A un paso se encuentra de entrar en números rojos en el año, a sólo un 0,21%, puesto que lo arrancó en los 10.043 puntos. El indicador ha llegado a acumular un avance del 6% en el año, cuando tocó los 10.600 puntos. 

El peor de todos los indicadores europeos fue el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 2,02%. Después se colocó el Ftse Mib de Milán, con una caída del 1,64%. El Cac 40 francés y el Ftse 100 británico se dejaron cerca de un 1,5%, y el Dax alemán, alrededor de un 0,76%. 

En negativo en el año ya están el Eurostoxx 50, el Cac 40 francés y el Dax alemán. 

En la Bolsa de Nueva York la sesión también comenzaba en rojo. El Dow Jones arrancaba el día con una caída del 1%, pero a medida que pasaban los minutos, esos recortes se iban a reducir, para intentar entrar en positivo, algo que, al menos hasta el cierre de la sesión europea, no ha logrado. De hecho, al cierre de la sesión europea, el Dow Jones bajaba otra vez casi medio punto porcentual. 

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cerró la sesión con un descenso del 1,44%, para dar un último cambio en los 10.064,50 puntos, lo que implica borrar prácticamente las ganancias del año, puesto que lo arrancó en los 10.043 puntos.

- Sólo tres valores esquivaron los números rojos: ArcelorMittal, Sabadell y Abertis. Los peores fueron Técnicas Reunidas y Dia, ambos con pérdidas de más de un 3%.

- El euro perdía terreno frente al billete verde, hasta situarse en 1,241 unidades.

En el selectivo español, únicamente tres valores se salvaron de los números rojos. El más rentable fue ArcelorMittal, con una revalorización del 1,30%. Después se colocó el Sabadell, con un avance de casi un punto porcentual. Abertis esquivó las pérdidas terminando en tablas. 

En rojo, pero entre los mejores, Acerinox y Mediaset, que fueron los únicos que terminaron con pérdidas inferiores al punto porcentual.

Técnicas Reunidas fue el peor, con un recorte del 3,85%. Después se colocó Dia, también con una caída de más de tres puntos porcentuales. Un buen puñado de valores perdieron más de dos puntos porcentuales: Grifols y Siemens Gamesa perdieron alrededor de un 2,8%, mientras que Viscofán, Gas Natural, Acciona, Cellnex y Endesa se dejaron alrededor de un 2,5%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, los peores fueron San José y Prosegur Cash, ambos con descensos de alrededor de cuatro puntos porcentuales. En verde, Vertice fue el mejor, con una subida del 3,23%. 

Una corrección sana... ¿para comprar ya?

¿Cómo de importante es este recorte? De acuerdo con Chris Harvey, de Wells Fargo, es una corrección sana. Aunque en una nota para clientes, Michael Wilson, de Morgan Stanley, afirma que no hay que tener prisa en comprar esta corrección. De hecho, espera más caídas a corto plazo, porque los mercados tienen que digerir la fuerte subida de los tipos de interés y las expectativas de una creciente inflación. 

La fuerte subida de los intereses de los bonos la semana pasada, acelerada al final tras conocerse el informe de empleo de Estados Unidos del mes de enero, que mostró no sólo una mayor creación de puestos de trabajo de lo esperado, sino también una subida de los salarios más importante de lo anticipado, ha sido la, de momento, excusa, que ha movido a los inversores a recoger beneficios. Tras esos datos, es posible que se espere un acelerón de la inflación y, por tanto, subidas de los tipos de interés oficiales en Estados Unidos más rápidos de lo esperado. Los datos publicados en Estados Unidos hoy, los de gestores de compras del sector industrial y del sector manufacturero, sobre todo los primeros, han vuelto a ser buenos. 

Los intereses de los títulos estadounidenses seguían al alza, aunque a un ritmo menor: en su plazo a diez años avanzaba desde el 2,84% hasta el 2,85%, suficiente para marcar otro máximo desde principios de 2014. 

Retroceso en los tipos europeos

Los rendimientos de los bonos europeos, en cambio, se movían a la baja. Con un poco más de velocidad, eso sí, en Alemania: el interés del bono germano a diez años retrocedía desde el 0,76% hasta el 0,74%. El de su comparable español se mantenía en el 1,45%, mientras que el italiano seguía por encima del 2%. Es posible que el presidente del BCE, Mario Draghi, ayudara a que los tipos no se tensionaran más en el Viejo Continente: en su discurso en el Parlamento europeo, afirmó que la inflación europea sigue débil, aludiendo además a la negativa repercusión que en ella tiene un euro fuerte. 

En coherencia con las declaraciones de Draghi y la previsión de tipos más altos en Estados Unidos, o quizás también por la aversión al riesgo que se respira en el mercado, el dólar cogió fuerza frente al euro. Al cierre de la sesión del Viejo Continente, la moneda única retrocedía un 0,4% frente al billete verde, con lo que el tipo de cambio se colocaba en 1,241 unidades. 

La única moneda que ganaba posiciones frente al billete verde era el yen, aunque muy tímidamente, lo que es síntoma también del vuelo a la calidad que se está experimentando en el parqué. 

Porque, además, aunque muy levemente, también subía el oro: avanzaba un 0,10% al cierre, hasta los 1.335 dólares la onza.

El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocedía al cierre de la sesión un 0,7%, hasta los 68 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, caía casi un punto porcentual y se despedía de los 65 dólares.

Fotos

Vídeos