El Ibex cae un 2,14% en la semana y el euro consolida en máximos

Sede del Ibex-35, en Madrid./EFE
Sede del Ibex-35, en Madrid. / EFE

En el parqué madrileño Abertis lideró las ganancias con una subida del 0,91% y ACS encabezó las pérdidas cediendo un 6,35%

ESTHER GARCÍA LÓPEZMadrid

Las bolsas europeas han cerrado el último día de la semana con caídas generalizadas. Draghi ayer no convenció y los inversores se han inclinado hoy por las ventas, tiñendo de rojo todos los índices. El Ibex-35 ha caído un 1,31%, perdiendo la cota psicológica de los 10.600 puntos con la que inició el lunes y situándose en los 10.426 enteros. En la semana se ha dejado un 2,14%. Por su parte, el euro sigue en máximos de dos años y se intercambia por más de 1,17 dólares.

A pesar de su bajada, el Ibex-35 no ha sido el peor índice de las plazas europeas. El Dax 30 de Fráncfort lideraba las pérdidas con un 1,66%, seguido por el Cac 40 de París (-1,57%), el Ftse Mib de Milán (-1,10%) y el Ftse 100 de Londres (-0,47%).

En el parqué madrileño Abertis lideró las ganancias con una subida del 0,91% y ACS encabezó las pérdidas cediendo un 6,35%. Ambas compañías han sido hoy las protagonistas de la sesión desde primera hora de la mañana, cuando ACS anunció que estaba estudiando una contraoferta sobre la concesionaria de autopistas por la que también está interesada la compañía italiana Atlantia, que en mayo presentó una oferta sobre el total de Abertis.

En un comunicado a la CNMV, la constructora española informó de que está estudiando una posible contraopa sobre Abertis sin que hasta la fecha haya tomado ninguna decisión al respecto. La gestora de autopistas y concesionaria de telecomunicaciones es una de las empresas más 'pretendidas' del momento. El miércoles Aena planteó la posibilidad de lanzar una contraopa sobre ella, aunque después renunció a la operación.

A Abertis le siguió Merlin Properties con una subida del 0,13%. El resto de valores cotizaron con pérdidas. Detrás de ACS se situaron Gamesa (-4,42%), Indra(-3,06%), Bankia (-2,36%) y ArcelorMittal (-2,22%).

Por su parte, Wall Street cerró ayer con resultados mixtos pero continuó conquistando máximos. El Dow Jones cedió un 0,13%, el S&P500 lo hizo en un 0,02% y el Nasdaq subió un 0,08% sumando su segundo récord consecutivo en la semana al quedar en los 6.390 enteros.

También Tokio ha cerrado hoy a la baja. El índice Nikkei se dejó un 0,22% y se quedó en los 20.099 puntos y el Topix de todos los valores bajó un 0,18%, situándose en los 1.629 puntos.

El euro suma y sigue

En lo que sí influyó la intervención de Mario Draghi ante los medios de comunicación fue en la cotización del euro, que el jueves consiguió máximos de dos años y hoy los ha consolidado superando la cota de los 1,17 dólares. Esta subida puede convertirse en un lastre para las bolsas europeas. Según ha calculado Deutsche Bank, por cada 10% de subida del euro los beneficios del Eurostoxx 600 caen un 6%.

Los analistas de Link Securities creen que es factible que el euro, tras el fuerte rally experimentado en las últimas semanas, corrija algo, ya que de no ser así, "la fortaleza que está mostrando dificultará el alcanzar el objetivo de inflación, además de penalizar a las empresas europeas exportadoras".

En una jornada en que las apenas ha habido referencias macroeconómicas, los inversores han puesto el foco en los resultados empresariales. En España, Talgo ha dado a conocer sus 'cifras' del primer semestre en que ganó 26,1 millones de euros, un 24,7% menos con relación al mismo periodo de 2016. También sus ingresos mermaron un 28,1%, hasta situarse en los 299,3 millones.

Por lo que respecta al resto de Europa, Vodafone ha presentado sus cuentas en las que sus ingresos bajaron un 3,3% en el primer trimestre de su año fiscal, que va de abril a junio, y se situaron en los 11,474 millones de euros.

Al otro lado del Atlántico se conocieron los resultados del segundo trimestre de de General Electric, que ha logrado un beneficio neto atribuible de 1.174 millones de euros, un 53% menos que el obtenido en el mismo periodo de 2016. Su facturación en el trimestre fue de 25.389 millones de euros, un 11,7% menos.

Estas cifras contrastan con las dadas a conocer por Microsoft, que logró un beneficio neto de 18.214 millones de euros al cierre de su año fiscal, lo que representa una subida del 26,2%, respecto al pasado ejercicio. La facturación de la tecnológica fue de 77.281 millones de euros, un 5,4% más, con un aumento del 37,5% de sus ingresos por servicios. 

En clave local, la prima de riesgo española se ha situado en 95 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años bajando al 1,45%.

En el mercado de materias primas el precio del barril de Brent se replegó a los 48 dólares, mientras que el barril tipo West Texas, de referencias en Estados Unidos, cotizó sobre los 46. El oro no cesa en su remontada y ya se paga a 1.252 dólares la onza.

Temas

Acs, Ibex 35

Fotos

Vídeos