Fugaces 10.500 puntos

Fugaces 10.500 puntos
EFE

La jornada de hoy la termina en los 10.474,60 puntos, lo que supone un descenso del 0,44%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 rebasó ayer los 10.500 puntos por primera vez desde principios de noviembre, pero no ha logrado aguantar otra sesión sobre ese nivel. La jornada de hoy la termina en los 10.474,60 puntos, lo que supone un descenso del 0,44%. El mal comportamiento de la banca explica en parte la caída del Ibex-35. Y es que Bankia fue el peor valor del indicador, con un descenso del 2,20%, mientras que BBVA y el Sabadell retrocedieron algo más de un punto porcentual.

Otros grandes valores contribuyeron con las pérdidas del selectivo. Así, Repsol y el Santander se dejaron casi un 0,8%, mientras que Telefónica bajó un 0,71%.

Entre los peores se situaron además Indra (-2,12%), así como ArcelorMittal (-1,19%). El problema fue, además, que sólo una docena de compañías terminaron en positivo. Cellnex fue la mejor, con una subida del 1,65%. Merlin Properties se colocó después con una revalorización de casi un punto porcentual.

Claves de la sesión:

- El Ibex-35 cedió un 0,44%, para dar un último cambio en los 10.474,60 puntos.

- Cellnex fue el valor más rentable, con una subida del 1,65%. Bankia fue el peor, con un descenso del 2,20%.

- El euro volvió a perder posiciones frente al billete verde: al cierre, el tipo de cambio se colocaba en 1,223 unidades.

Entre los 'blue chips', dos lograron terminar con ganancias: Inditex, que se anotó un 0,21%, mientras que Iberdrola avanzó un 0,09%. En el Índice General de la Bolsa de Madrid, Prim fue el valor que más ganó, con una subida del 4,17%. En rojo, los peores, las dos Abengoas: la 'B' se dejó un 7,53%, y la 'A', un 6,21%.

Los descensos fueron generalizados en Europa y de dimensión bastante parecida en todas las plazas. La peor fue la de Fráncfort, que sufrió un recorte de un 0,47%. El Ftse 100 británico se dejó un 0,39% y el Cac 40 francés, un 0,36%. Sólo el Ftse Mib de Milán y el PSI-20 de Lisboa se libraron de los recortes, pero con avances que no llegaron ni al 0,10%.

Wall Street prosigue al alza

Sin embargo, en Wall Street dominaban las ganancias, con el Dow Jones avanzando un 0,61%, mientras el Nasdaq avanzaba medio punto porcentual y el S&P 500, un 0,40%. Ello, después de publicarse resultados de Bank of America o Goldman Sachs. El primero superó las expectativas de los analistas. El segundo mostró muy buenas expectativas. Aunque no fueron muy bien acogidos en Bolsa, puesto que ambos perdían porcentajes muy relevantes en el parqué de Nueva York. De todas maneras, los operadores apuntaban que las cuentas muestran una situación muy saludable para las entidades.

Además, los datos macroeconómicos americanos acompañaron. Así, la producción industrial creció un 0,9% en diciembre, por encima del 0,5% que esperaba el consenso de analistas. Y la capacidad instalada en uso subió hasta el 77,9% frente al 77,4% que se había previsto. El índice de producción industrial de Estados Unidos se encuentra en máximos históricos o, al menos, en su nivel más alto desde 1919. El índice de confianza del sector de la promoción inmobiliaria bajó, pero en línea con lo previsto: desde los 74 hasta los 72 puntos.

En la zona euro se conoció el IPC definitivo de diciembre, que se mantuvo en el 1,4%, de acuerdo con lo previsto, y en el 0,9% la tasa subyacente.

En el mercado de divisas, el euro volvió a perder terreno frente al billete verde por segunda sesión consecutiva. Al cierre, la moneda comunitaria cedía un 0,25% frente al dólar, hasta situarse el tipo de cambio en 1,2230 unidades, después de acercarse el pasado lunes a 1,23 unidades.

Si a principios de semana Ardo Hansson, miembro del consejo de gobierno del BCE, afirmaba que la fortaleza del euro no afectaba a las expectativas de inflación y anunciaba la posibilidad de una radical retirada de las compras de bonos, en la jornada de hoy Vitor Constancio, vicepresidente del BCE, hizo sonar la alarma, a través de una entrevista publicada en el rotativo italiano La Repubblica, sobre el riesgo de la apreciación de la divisa sin que haya fundamentales detrás de ese movimiento, señalando la debilidad de la inflación.

En el mercado de renta fija, estabilidad. El rendimiento de los títulos españoles rondaba el 1,48%, mientras que el de sus comparables alemanes rondaba el 0,56%. El interés de los bonos americanos, por su parte, se situaba en el entorno del 2,55%.

Las 'commodities', mixtas, con los emergentes sin freno alcista

En el mercado de materias primas, el precio del barril de Brent se repuso de las caídas que sufría por la mañana. Al cierre, se anotaba casi medio punto porcentual, hasta los 69,45 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, sí bajaba por segunda sesión consecutiva, hasta los 63,65 dólares.

El precio de la onza de oro también se movía a la baja: caía un 0,42%, hasta los 1.332 dólares la onza.

Los que continúan al alza al margen del movimiento correctivo de las materias primas son los mercados emergentes. Estos últimos suman una cuarta jornada consecutiva de ascensos. La Bolsa brasileña alcanzaba niveles récord por el optimismo sobre los resultados empresariales.

Fotos

Vídeos