Nuevo asalto fallido del Ibex-35 a los 10.400 puntos

El selectivo español ha sido el mejor índice de la sesión, con un avance del 0,39%, para dar un último cambio en los 10.378,40 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

El Ibex-35 comenzó la jornada con descensos, pero a las nueve y media de la mañana entró en positivo y en verde se mantuvo hasta el cierre de la jornada. El indicador ganó un 0,39%, para dar un último cambio en los 10.378,40 puntos. El índice, como ayer, volvió a intentar la conquista de los 10.400 puntos, pero no pudo con ese nivel. Nuevo asalto fallido, pues, del Ibex-35 a los 10.400 puntos.

El avance del selectivo español no fue muy importante pero, con todo, fue de los mayores que se registraron en Europa. A continuación se colocó el PSI-20 de Lisboa, con un avance del 0,37%. El Ftse 100 británico ganó un 0,30%, casi como el Ftse Mib de Milán, mientras que el Cac 40 francés ganó un 0,16%. El Dax alemán fue el peor: terminó la sesión prácticamente sin cambios.

Siemens Gamesa fue el valor más rentable del Ibex-35, con una subida del 3,36%. Después se colocó IAG, con un avance del 2,45%. A continuación, Cellnex y Repsol, ambos con subidas de más de un punto porcentual. Entre los grandes, destacaron también Santander y BBVA, con revalorizaciones de un 0,89% y de un 0,62%, respectivamente. Inditex, por su parte, se anotó un 0,46%, en la sesión previa a la publicación de sus resultados de su primer semestre fiscal. Para finalizar, Telefónica ganó un 0,32%.

En rojo, ArcelorMittal fue el peor, con un recorte del 1,72%. Pero además de este valor, sólo otros diez terminaron el día con pérdidas.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, sólo un valor fue más rentable que Siemens Gamesa: fue Prim, que se anotó un 3,76%. También ganó más de un 3% OHL, después de haber perdido ayer también más de un 3% coincidiendo con la noticia de que una compañía china ha mostrado interés por entrar en su capital. Sotogrande fue el peor, con un descenso de casi un 8%. 

Zew en Europa, previo de la FED en EE UU

Los indicadores del Viejo Continente prefirieron no irse más arriba y eso que el índice Zew de confianza en la economía alemana superó expectativas al subir de los 10 a los 17 puntos, cuando se esperaba que se quedara en los 12 puntos. Además, el indicador Zew para la zona euro mejoró de los 29,3 hasta los 41,7 puntos.

Wall Street, al cierre de la sesión europea, se mantenía prácticamente en tablas respecto a la sesión anterior, aunque poco a poco intentaba mejorar. Ello, después de publicarse un peor dato de lo previsto en las viviendas nuevas iniciadas y uno mejor de lo esperado en permisos de construcción. Y ello, también, en la sesión previa a la reunión ordinaria de política monetaria de la Reserva Federal norteamericana. ¿Qué pasará mañana en Washington? De acuerdo con Juan Ramón Casanovas, director de gestión de carteras privadas de Bank Degroof Petercam Spain, se espera que la Fed anuncie un plan para empezar a reducir su balance de bonos y mantenga los tipos de interés en el nivel actual. Ese plan de reducción del balance, de acuerdo con Casanovas, se comenzará a ejecutar entre octubre y diciembre. Será, comenta el experto, gradual y el impacto sobre los tipos largos será limitado. No en vano, de acuerdo con los cálculos de Bank Degroof Petercam, la Fed podría tardar cerca de cinco años en reducir el balance actual de 4,5 billones de dólares a los 2 billones que tiene marcados como objetivo.

James Athey, de Aberdeen Standard Investments, por su parte, señala que como nadie ha hecho antes lo que ha hecho la Fed hasta el momento ni el proceso que va a iniciar ahora, "nadie puede decir con credibilidad que sabe qué va a pasar". Además, respecto a la otra gran incógnita alrededor de la Reserva Federal norteamericana, si va a subir los tipos de interés otra vez antes de que termine este año, explica: "Por el momento, los inversores piensan que la Fed no subirá los tipos de interés de nuevo en diciembre. La primera prueba de esta suposición será el gráfico de puntos de la Fed de esta semana. La fuerte inflación de la semana pasada debería terminar con la idea de que la caída de la inflación detendrá la subida de tipos, pero hay una enorme complacencia sobre la subida de diciembre". Además, según recuerda Athey, la pega para que la Fed suba tipos a final de año se encuentra en las conversaciones sobre el techo de deuda y lo desestabilizadoras que han sido otros años.

Deuda, divisas y materias primas

Por lo pronto, el mercado de bonos esperaba a la Fed con tono tranquilo: la rentabilidad de los bonos americanos a diez años avanzaba desde el 2,22% hasta el 2,24%. En Europa, mientras tanto, apenas se veían cambios en el mercado de deuda: el rendimiento de los títulos alemanes se colocaba en el 0,45% y el de sus comparables españoles, en el 1,55%.

En el mercado de divisas, el euro volvía a ganar posiciones frente al billete verde. La moneda comunitaria avanzaba un 0,15%, hasta colocarse en 1,1970 unidades.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, sufría su segunda sesión consecutiva de caídas, aunque éstas son pequeñas y se mantiene por encima de los 55 dólares.

El oro, mientras tanto, recuperaba un 0,10% tras haber bajado en la sesión casi un punto porcentual. Al cierre de la sesión se cambiaba por cerca de los 1.310 dólares la onza.

Fotos

Vídeos