Las Provincias

El IBEX mantiene los 11.000 en su tercera sesión a la baja

Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid. / Efe
  • Popular fue el valor más rentable del selectivo español, con una fuerte subida del 9,04%. Endesa fue el valor que más cayó, con un recorte del 2,54%

Tercera sesión de descensos para el Ibex-35. El selectivo español cedió un 0,13%, para dar un último cambio en los 11.034,8 puntos. Al menos, el indicador salvó los 11.000 puntos, nivel sobre el que se mueve desde hace ya una semana. Aunque volvió a ser el peor de Europa. De todas maneras, pudo haber sido peor: una hora después de comenzada la jornada marcó sus mínimos intradiarios en los 10.960 puntos. Pero, desde ahí, fue recuperando posiciones y casi terminó en sus niveles más altos del día. 

El Popular fue el valor más rentable, con una subida del 9%, ante rumores cada vez más fuertes que apuntan a que la entidad podría ser objeto de adquisición si es que su cotización alcanza el nivel de 1,2 euros por acción. En la sesión de ayer dio un último cambio en 0,844 euros. 

Tras el Popular se colocó Mapfre, que ganó un 0,99%. Después se situó Bankinter, con un avance del 0,93%. Más entidades en verde: CaixaBank, que subió un 0,19%, mientras que Sabadell se anotó un 0,11%.  Dia se coló entre los mejores, con un avance del 0,90%.  Entre los valores al alza, también uno de los grandes, Repsol, que terminó el día con un avance del 0,58%. También Telefónica terminó en verde, pero con una subida testimonial del 0,05%. 

En rojo, Endesa, que fue el peor con una caída del 2,54%, tras haber retrocedido más de un 4% en la sesión anterior, después de presentar sus resultados del primer trimestre. Mediaset, Cellnex, Indra y Acerinox también perdieron más de un punto porcentual.

Varios bancos terminaron en verde, pero los grandes cerraron con pérdidas: BBVA se dejó un 0,71%, mientras que Santander retrocedió un 0,41%. Y también Bankia sufrió pérdidas: bajó un 0,54%.  Otros 'blue chips' también sufrieron caídas: Iberdrola bajó un 0,26% e Inditex, un 0,08%. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, los títulos más rentables fueron los 'A' y los 'B' de Abengoa, que avanzaron un 18,75% y un 14,29%, respectivamente. Fueron los dos únicos más rentables que el Popular. 

En rojo, Natra fue el valor que más cayó, con un retroceso del 4,55%. Después se situó Bodegas Riojanas, que perdió un 2,67%. Fueron los dos únicos que bajaron más que Endesa. 

El mejor, el Ftse 100 británico

La mayoría de los índices europeos terminaron en verde, liderados por el Ftse 100 británico, que ganó un 0,59%. El Ftse Mib de Milán se anotó un 0,31%. El Dax alemán y el Cac 40 francés terminaron la jornada prácticamente en tablas. El alivio que ha supuesto la victoria de Emmanuel Macron en Francia no ha servido para darle un impulso adicional a los mercados de renta variable, sino para que haya una ligera recogida de beneficios sin mayores consecuencias. Casi, más que de recogida de beneficios, tendríamos que hablar de parón.

Europa se ha unido a Estados Unidos, que ya se encontraba en esta situación previamente, desde principios de marzo, aunque rondando máximos históricos. Desde que el mercado se ha puesto impaciente respecto a los planes de Donald Trump, tanto los de incremento del gasto como los de reducción de los impuestos. Quizás los índices americanos necesitan más datos para intentar niveles más altos.  Wall Street, impasible ante las noticias políticas en EE UU.

De todas maneras, Wall Street ha reaccionado con bastante tranquilidad a las novedades sobre la política estadounidense, a la destitución del director del FBI, James Corney, por parte de Donald Trump, acontecimiento que ha sacudido la política de Washington. Se da la circunstancia de que el FBI estaría investigando la intromisión de Rusia en las últimas elecciones americanas, así como las posibles relaciones existentes entre personas cercanas a Trump y Moscú. Antes de Donald Trump, sólo Richard Nixon había tomado una decisión así (relevar de su cargo a quien le estaba investigando) y ya sabemos cómo terminó Nixon, que duró diez meses más en la presidencia desde que quitó de su puesto al fiscal especial Archibald Cox. Los índices de la Bolsa de Nueva York registraban un comportamiento prácticamente plano al cierre de la sesión europea.  Da la casualidad de que justo hoy se reunían Trump y el ministro ruso de Exteriorers, Sergei Lavrov. 

En el mercado de divisas, el euro se mantenía prácticamente sin cambios respecto al dólar, en el entorno de 1,087 unidades, tras haberse acercado a primerísima hora de la mañana a la cota de 1,09 unidades. 

Pero el dólar bajó respecto al resto de monedas de los países del G-10, debido a las declaraciones del presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, que mostró sus temores respecto a que la Reserva Federal no suba los tipos de interés las tres veces que ha sugerido este año debido a que la economía podría comportarse peor de lo previsto. 

Si seguimos con las monedas, el yen recuperó posiciones por la preocupación suscitada por el programa nuclear de Corea del Norte, dado que el país ha comunicado que hará su sexto test con este tipo de armamento. De ahí que también el won surcoreano perdiera posiciones. 

En el mercado de deuda, vimos ligeros descensos leves en las rentabilidades de los bonos, prácticamente insignificantes. 

En el mercado de materias primas sí vimos fuertes subidas en el crudo, después de que se publicara una caída del volumen de inventarios en Estados Unidos. El barril de Brent, de referencia en Europa, subía un 2,5% y, al cierre de los mercados del Viejo Continente, rozaba la cota de los 50 dólares. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzaba un 1,5%, hasta los 46,56 dólares.  El precio del oro encadenaba su sexta sesión consecutiva de caídas, hasta los 1.220 dólares la onza.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate