Las Provincias

La Fed acerca al Ibex-35 a los 9.000 puntos

El parqué madrileño.
El parqué madrileño. / Efe
  • El selectivo termina la sesión con una subida del 2,01%, para dar un último cambio en los 8.934,90 puntos

Fortísimos los ascensos en los mercados de renta variable después de la decisión ayer de la Reserva Federal norteamericana de mantener los tipos de interés sin cambios y avanzar un proceso de endurecimiento monetario más suave que el previsto con anterioridad, puesto que si bien sí se espera un incremento del precio del dinero en diciembre (es probable, aunque no obligatorio si, por ejemplo, vuelven las turbulencias en función de cuál sea el resultado de las elecciones americanas o si la macro se tuerce), las subidas sólo serían dos el año que viene, y no tres. Además, esa noticia se suma a la procedente del Banco de Japón, que aunque no amplió estímulos, sí anunció que controlará la curva de tipos para no dañar a la banca.

El selectivo español, al igual que el resto de los indicadores de renta variable europeos, fue de menos a más. Comenzó la jornada reconquistando el nivel de los 8.800 puntos y lo terminó cerca de los 9.000: dio un último cambio en los 8.934,90 puntos, lo que supone una subida del 2,01%. El indicador español se ha quedado a las puertas de los 9.000 puntos, un nivel que no ve desde el 9 de septiembre.

En el resto de Europa también vimos subidas muy significativas. Así, las del Dax alemán y del Cac 40 francés se acercaron al 2,3%. El Ftse Mib de Milán, por su parte, se apuntó un 1,76%. El PSI-20 de Lisboa, mientras, ganó un 1,36%. También algo más de un punto porcentual se apuntó el Ftse 100 británico.

Sólo tres valores del selectivo español terminaron en negativo. En primer lugar, CaixaBank, que retrocedió un 3,14%, coincidiendo con la noticia de que venderá su autocartera, el 9,9% de su capital, para financiar la adquisición de BPI. Después se situó Banco Popular, con un descenso del 1%. En tercer lugar, Bankinter, que por la mínima formó parte de esta lista, dado que apenas cedió un 0,03%. El otro valor que no se unió a los avances fue Bankia, que terminó la sesión sin cambios.

En verde, ArcelorMittal fue el valor más rentable, con una fuerte subida del 5,64%. Después se colocó ACS, con una revalorización del 4,89%. Inditex, por su parte, se anotó un 3,75%. Después, otro de los grandes valores, BBVA, que se apuntó un 2,81%. Telefónica, por su parte, avanzó un 2,28%. Entre los grandes valores, también ganancias para Iberdrola, que se anotó un 1,89%. Repsol se quedó un poco atrás, puesto que su subida no llegó al punto porcentual.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, OHL fue el valor más rentable del día, con una revalorización del 7,89%. Después se situó Aperam, con un avance del 5,69%. Fueron los dos únicos valores que ganaron más que ArcelorMittal. En rojo, no hubo ningún valor que cayera más que CaixaBank. Después se colocó Biosearch, que se dejó poco más de un 3%.

En el Eurostoxx 50, todos los valores terminaron en positivo, encabezados por Inditex, que ganó un 3,75%, seguido de un buen puñado de valores que también se apuntaron más de tres puntos porcentuales. El peor fue Sanofi, que se anotó un 0,35%.

Significativas bajadas de los tipos de los bonos

Junto con las subidas de las Bolsas, vimos bajadas de las rentabilidades de los bonos, tras la decisión de la Fed. Así, el rendimiento del título español a diez años cayó muy por debajo del 1%, para situarse en el 0,92%, rondando, pues, sus mínimos históricos, mientras que el interés del bono alemán llegó al cierre de la sesión en el -0,09%, cuando ayer estaba en el entorno del 0%. La rentabilidad del bono estadounidense a diez años, si antes de conocerse el comunicado de la autoridad monetaria estadounidense rondaba el 1,70%, al cierre de la sesión europea de hoy, se colocaba en el 1,62%. 

En el mercado de divisas, el euro registró una nueva apreciación con respecto al dólar: la moneda comunitaria, que se situaba en el entorno de 1,1150 unidades se acercó a 1,121 con las noticias procedentes de Estados Unidos en la jornada de ayer, y hoy se elevaba hasta 1,1243 unidades.

En el mercado de materias primas, el barril de Brent gana posiciones: se anota un 1,73%, hasta los 47,64 dólares, aupado, además de por las expectativas que despierta la reunión de la semana que viene de la OPEP, por la depreciación del dólar. El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, encadena su cuarta sesión consecutiva de ascensos: si comenzaba la semana cambiándose por 43 dólares, hoy se sitúa ya levemente por encima de los 46 dólares. 

También el oro encadena una cuarta sesión consecutiva de avances: en este periodo ha pasado de los 1.310 hasta los 1.340 dólares la onza.

La agenda macroeconómica de la sesión fue mixta en Estados Unidos, apoyando la tesis de la Fed de que es necesario más tiempo y más información para tomar la decisión de subir los tipos de interés: por un lado, el paro semanal fue mejor de lo esperado, así como el índice de actividad manufacturera de la Fed de Kansas, pero tanto las cifras de ventas de viviendas como el índice de actividad de la Fed de Chicago y el indicador de indicadores decepcionaron. Los índices de Wall Street, tras haber ganado alrededor de un punto porcentual el miércoles, el jueves registraban ascensos de alrededor de un 0,6%.