Las Provincias

El Ibex sube un 0,21% y frena una racha de cuatro sesiones en rojo

Sede de la Bolsa en Madrid.
Sede de la Bolsa en Madrid. / Efe
  • El selectivo español se aferra a los 8.700 puntos en una jornada en la que las principales Bolsas europeas se han decantado por las ganancias

Los mercados están más tranquilos sólo porque han dejado de caer con fuerza, pero los inversores continúan estando muy cautos. Durante la mayor parte de la sesión, los índices de renta variable europeos registraron un comportamiento mixto, aunque ni las pérdidas ni los números verdes llegaron a ser muy abultados en ningún momento. Tampoco los son ya en Wall Street, pese a que en las sesiones anteriores sí llegamos a ver bajadas superiores al punto porcentual en los índices americanos. 

Sí es cierto que las Bolsas europeas se mostraron sensibles a la agenda económica estadounidense, que fue peor de lo esperado por los analistas: la encuesta manufacturera de Nueva York mejoró en septiembre menos de lo estimado por los analistas, mientras la producción industrial retrocedía más de lo previsto y el nivel de uso de la capacidad instalaba se reducía más de lo anticipado. También malas noticias del consumo, puesto que las ventas al por menor cayeron más de lo esperado el mes pasado.

El único dato que fue mejor de lo previsto fue el de paro semanal. Pese a todo, los índices de Wall Street se movían paulatinamente al alza en los primeros cambios de la jornada. O precisamente porque la batería de datos publicados, decepcionantes y en línea con los inmediatamente anteriores que hemos conocido tanto del sector servicios como el industrial, reduce la probabilidad de una subida de los tipos de interés a corto plazo los índices americanos se movían al alza y ayudaba a Europa a salir del bache en el que cayó tras conocerse la agenda americana. Ahora mismo, los traders otorgan una probabilidad de un 18% a una subida de los tipos de interés el 21 de septiembre, frente al 28% de hace una semana. 

Gracias a la creciente confianza que se respiraba en Wall Street, los índices de renta variable europeos fueron paulatinamente virando al verde. Al cierre, el selectivo español daba un último cambio en los 8.720 puntos, lo que supone una subida del 0,21%. Muy débil rebote tras cuatro sesiones consecutivas de descensos en que el indicador ha llegado a perder 400 puntos, es decir, un 4,38%. 

Las subidas más sólidas en el Viejo Continente correspondieron al Ftse 100 británico (0,85%), posiblemente porque el Banco de Inglaterra, en su reunión ordinaria de política monetaria, advirtió de la posibilidad de una nueva bajada de los tipos de interés antes de que termine el año, tras la que tuvo lugar inmediatamente después del 'Brexit'. La libra registró una ligera caída que animó las cotizaciones de las compañías exportadoras. El Dax alemán, por su parte, avanzó algo más de un 0,5%. El Ftse Mib de Milán, mientras, se anotó un 0,34%. Algo atrás se quedaron el Cac 40 francés y el PSI-20 de Lisboa, que se anotaron alrededor de un 0,05%. 

Indra, el mejor; Técnicas Reunidas, el peor

En el selectivo español, Indra y CaixaBank encabezaron los ascensos, con ganancias de alrededor de un 2,4%. Después, Mapfre, IAG y Gamesa, que avanzaron más de un punto porcentual, mientras que Aena se apuntó un 1%. 

Entre los grandes valores, el mejor fue el Santander, que ganó un 0,74%. Repsol se colocó después con un avance de algo más de medio punto porcentual. Inditex, mientras, repuntó un 0,31%. 

En negativo, Técnicas Reunidas fue el peor, con un descenso del 1,59%, seguido de ACS, que se dejó un 0,79%. BBVA, por su parte, perdió un 0,69%. Después se colocaron otros dos 'blue chips', Telefónica e Iberdrola, que ganaron alrededor de un 0,5%. Pocos valores más terminaron la sesión con pérdidas: Popular, Enagás, el Sabadell, Red Eléctrica y Gas Natural. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, GAM y eDreams encabezaron los ascensos, con subidas de un 4,76%. En rojo, Sniace fue el peor, con un descenso del 9,59%. 

En el Eurostoxx 50, Siemens encabezó los ascensos con una subida del 3% y Bayer fue el peor, con un descenso del 2,33%. 

El crudo rebota y la deuda se estabiliza

Las subidas en los mercados de renta variable tuvieron mucho que ver con el rebote del crudo: el barril de Brent, de referencia en Europa, avanzaba un 1,57% al cierre de la sesión europea, tras dos sesiones consecutivas de caídas del 2,5%. Al cierre, se cambiaba por 46,64 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, se apuntaba un 0,55%, pero no recuperaba los 44 dólares perdidos la sesión anterior. 

En el mercado de deuda, pese a los malos datos macroeconómicos americanos y a las noticias procedentes del Reino Unido (posibilidad de nuevas bajadas de los tipos de interés), vimos nuevas subidas, aunque pequeñas, en las rentabilidades de los bonos, a excepción de en el español, que se mantenía en el entorno del 1,06%. La prima de riesgo de España continúa poco por encima de los 100 puntos básicos, debido a que el interés del bono alemán se ha incrementado estos días en la misma dimensión que el español.

Los bonos cuyos intereses más se incrementan son los portugueses, en lo que roza ya el 3,39%, ante los rumores de que tenga necesidad de un segundo rescate o de que la única agencia de calificación que le mantiene la nota de grado de inversión se la revise a la baja, lo que le haga imposible al BCE seguir comprando bonos lusos. 

En el mercado de divisas, el euro, después de recoger con alzas los datos macro conocidos en Estados Unidos y marcar máximos en 1,284 unidades, al cierre de la sesión volvía sobre sus pasos y se cambiaba por 1,1237 dólares. El dólar se mantenía estable respecto a la cesta de principales divisas del mundo. 

El oro, en cambio, volvía a caer: retrocedió un 0,32%, hasta los 1.318 dólares la onza.