Las Provincias

El Ibex pierde un 1,76% y se aleja de los 10.200 enteros

Interior de la Bolsa de Madrid
Interior de la Bolsa de Madrid / EFE
  • La prima de riesgo se coloca en 130,7 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,199%

Pérdidas en los mercados de renta variable europeos. Además, de una dimensión que hace recordar los fantasmas de las primeras sesiones de octubre: la posible recaída en recesión de la zona euro, los conflictos geopolíticos... Los recortes tienen lugar después de que en las cuatro últimas semanas el mercado global haya rebotado, superando todos esos riesgos, engordando en más de 3 billones de dólares su valor, gracias, sobre todo, a los buenos datos publicados en Estados Unidos, así como a las señales emitidas por el Banco Central Europeo y a la inyección de liquidez procedente del Banco de Japón.

Los descensos fueron especialmente importantes en la periferia, aunque uno de los riesgos saltó en el este de Europa. Los bonos ucranios sufrieron su mayor descenso desde marzo, debido al aumento del riesgo de guerra en el país y, por tanto, al impago de su deuda. También la divisa ucrania ha sufrido una fuerte caída. Y es que la OTAN ha acusado a Rusia de mandar tropas y armas pesadas a su país vecino. Ucrania debe pagar más de 14.000 millones de dólares entre principal e intereses hasta finales de 2015. "Los inversores están votando con los pies, ahora esperan mayor intervención militar de Ucrania y no creen que Occidente vaya a hacer nada para ayudar", comentó Timothy Ash, de Standard Bank, en declaraciones a Bloomberg.

El índice que más bajó fue el Ftse Mib de Milán, que retrocedió un 2,87%. Pero es que los peores valores del Eurostoxx 50 fueron italianos. Así, Enel se hundió cerca de un 6%, mientras que Unicrédito bajó un 5,64%. Intesa San Paolo retrocedió un 3,66%. Los grandes bancos italianos se vieron contagiados por la situación de Banca Monte dei Paschi di Siena, que necesita ampliar capital en 2.500 millones de euros por exigencia europea y que ayer publicó pérdidas por décimo trimestre consecutivo, como consecuencia de las provisiones que tuvo que realizar para cubrir activos dudosos.

A continuación, el PSI-20 de Lisboa, que se dejó un 2,63%, con sólo dos valores en verde, uno de ellos, obviamente, Portugal Telecom.

Pérdidas para el Ibex-35

El Ibex-35 retrocedió un 1,76%, para dar un último cambio en los 10.157,30 puntos. El Dax alemán se colocó a continuación, con un descenso del 1,69. El descenso alemán tiene sentido, teniendo en cuenta que es el país más expuesto a Rusia. Mientras, el Cac 40 francés perdió un 1,51% y el Ftse 100 británico perdió un 0,25%. Tiene sentido que la Bolsa británica registrara su mejor comportamiento, teniendo en cuenta que el Banco de Inglaterra redujo las previsiones de crecimiento del Reino Unido, como consecuencia de la debilidad de la zona euro y, para las de inflación, sigue siendo muy cauto. Respecto a esto último, advirtió que podría caer por debajo del 1% en los próximos meses. El mercado interpretó, sobre todo en el tratamiento a su divisa y a su deuda, que se retrasa la subida de los tipos de interés.

En el mercado de deuda, pues, la rentabilidad del bono británico bajó desde el 2,24% hasta el 2,19%. También se redujo el rendimiento de la deuda estadounidense: desde el 2,36% hasta el 2,35%. Y algo parecido sucedió con la deuda alemana, cuya rentabilidad retrocedió desde el 0,83% hasta el 0,81%. La rentabilidad de los bonos españoles se mantuvo en el 2,12%, pero subió la de los portugueses y la de los italianos.

Por ello, las primas de riesgo de las deudas de la periferia subieron. La de España, hasta los 132 puntos básicos.

En el mercado de divisas, el euro bajó ligeramente con respecto al dólar, hasta 1,244 unidades. Y en el mercado de materias primas, el barril de Brent, de referencia en Europa, cedió medio punto porcentual, hasta los 81,26 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cayó un 0,82%, hasta los 77,30 dólares. El precio de la onza de oro dio otro paso atrás, del 0,15%, hasta los 1.161 dólares.

Sólo tres valores del Ibex-35 en verde

En el selectivo español, sólo tres valores cerraron la sesión en verde. El que mejor se comportó fue Técnicas Reunidas, pero su rentabilidad no llegó al punto porcentual. Cerró la jornada con una subida del 0,95%. A continuación, Abengoa, que se apuntó un 0,14%. Jazztel, por su parte, avanzó un 0,08%.

En el otro lado de la tabla, Sacyr fue el peor, con una fuerte caída cercana a los seis puntos porcentuales. A continuación, Acciona, que perdió cerca de un 4%, mientras que Gamesa y el Sabadell se dejaron más de tres puntos porcentuales. Entre los peores valores, más constructoras, como OHL y ACS, que retrocedieron un 2,92% y un 2,76%, respectivamente. También, varias entidades financieras, como Bankia, CaixaBank y BBVA, que retrocedieron entre un 2,6% y un 2,7%. Popular y Bankinter se dejaron alrededor de un 2,5%. Santander, por su parte, se dejó un 2,33%. Más de dos puntos porcentuales perdieron también valores como IAG, Abertis, Dia, Mapfre, Grifols e Indra.

Telefónica, que presentó ayer resultados, terminó el día firmando uno de los mejores comportamientos: retrocedió apenas un 0,08%. Junto a la operadora, sólo otros dos valores terminaron la jornada con descensos inferiores al punto porcentual: Viscofán y Amadeus.

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, sólo hubo un valor que se comportó peor que Sacyr. Fue San José, que retrocedió un 6,02%. En positivo, Tecnocom fue el mejor, con una revalorización del 9,09%. Solaria, por su parte, subió un 5,73%. NH Hoteles y Amper avanzaron más de tres puntos porcentuales.