Las Provincias

Los mercados no encuentran suelo

Interior de la Bolsa de Madrid
Interior de la Bolsa de Madrid / EFE
  • MERCADOS | MADRID

  • El selectivo pierde el 042% pese al impulso de FCC, que ha repuntado un 9,3% tras poner en marcha su ampliación de capital

  • La prima de riesgo se ha elevado hasta los 141,9 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,269%

Los analistas, al calor del rebote del pasado viernes ya decían que era pronto para comprar. No había aún síntomas concluyentes de que se hubiera hecho suelo. Y acertaron. Porque el lunes volvieron los descensos a los parqués. El índice que volvió a liderar las caídas fue el Dax alemán, que retrocedió un 1,50%. A continuación, el Cac 40 francés, que sufrió un descenso del 1,04%. Mientras, el Ftse Mib de Milán se dejó un 0,86%. Al final, el selectivo español fue uno de los que menos bajaron. Así, dio un último cambio en los 9.915,20 puntos, tras retroceder un 0,42%. Sólo el PSI-20 de Lisboa lo hizo mejor, con una caída del 0,17%.

El saldo de la sesión pudo haber sido peor para el Ibex-35, dado que marcó mínimos en los 9.804 puntos a las diez de la mañana y durante la mayor parte de la jornada estuvo por debajo de los 9.900 puntos. De hecho, niveles parecidos a esos poco más de 9.800 puntos tocó pasada la una de la tarde y, de nuevo, cerca de la hora de apertura de la Bolsa de Nueva York. Pero, quizás gracias a Nueva York, el índice remontó ligeramente, redujo sus pérdidas. Los índices de Wall Street apostaban por los avances. En particular, el Nasdaq y el S&P 500. Pero no el Dow Jones, que se veía arrastrado por las fuertes pérdidas de IBM, que bajaba casi un 7% tras presentar sus resultados. A Europa le favoreció más la positiva apertura estadounidense que la fuerte subida de la Bolsa de Japón por la mañana, ante la noticia de que su fondo de pensiones duplicará su exposición a la renta variable doméstica. Pero es que la bolsa americana ahora se ha convertido en un termómetro de las expectativas de lo que hará la Fed con la política monetaria y parece que lo que apunta es que seguirá siendo muy expansiva. El apoyo de la Reserva Federal norteamericana y la fortaleza de las referencias macroeconómicas prometen reducir la volatilidad existente en los mercados.

Malos resultados en Europa

En el lado corporativo europeo, tuvimos un “profit warning”, una revisión a la baja de los beneficios, procedente de SAP. Precisamente, por eso el Dax cayó más que ningún otro índice, porque SAP bajó un 5,5%. Tampoco fueron buenos los resultados de Philips: anunció unos beneficios y unos ingresos peores de lo esperado, lo que le llevó a perder un 3,5% en la Bolsa de Amsterdam.

El que más contribuyó con la reducción de las pérdidas de Wall Street fue FCC, que terminó el día con una revalorización del 9,12%. Un premio que cosechó después de anunciar la aprobación de una ampliación de capital de 1.000 millones de euros para reducir deuda. Le siguieron IAG, Viscofán y el Popular, con subidas de más de un 2%. Más de un punto porcentual se anotaron BME y Mediaset. Entre los grandes, al índice español sólo le ayudó Iberdrola, con un avance del 0,89%. Pocas compañías más terminaron al alza: Bankia, Gas Natural, CaixaBank, Dia y el Sabadell.

Jazztel también esquivó las pérdidas, pero apenas logró cerrar la sesión sin cambios. En negativo, Gamesa encabezó los descensos, con una caída del 3,22%. A continuación, Acciona, que retrocedió un 2,19%. Abengoa, ArcelorMittal, Técnicas Reunidas, Grifols, Bankinter, ACS y Sacyr se dejaron más de un punto porcentual.

Entre los “blue chips”, Inditex fue el peor, con un recorte del 0,63%. Repsol se dejó algo más de medio punto porcentual, mientras que los descensos de Telefónica, BBVA y el Santander no llegaron al 0,10%. Los grandes valores, pues, no ayudaron a engrosar las pérdidas del Ibex-35. En el Índice General de la Bolsa de Madrid, ningún valor ganó más que FCC. Le siguió Prisa, con una revalorización del 4,76%. Después, Natra, Amper y Bodegas Riojanas, con revalorizaciones de más de un 3%, seguidas inmediatamente de IAG. En negativo, Cementos Portland y Enel Green Power que, con descensos de más de un 4%, fueron los únicos que bajaron más que Gamesa.

Subida de la prima de riesgo

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de España subió con fuerza: desde los 131 hasta los 142 puntos básicos. Y prácticamente todo por culpa del bono español, cuya rentabilidad subió desde el 2,17% hasta el 2,27%. La del bono alemán apenas bajó una décima: desde el 0,86% hasta el 0,85%. Subieron también con bastante fuerza las rentabilidades de los bonos italianos (del 2,49% hasta el 2,59%) y la de los bonos lusos (desde el 3,32% hasta el 3,49%).

En el mercado de divisas, subió el euro con respecto al dólar. En concreto, un 0,17%, hasta el nivel de 1,2783 dólares. En el mercado de materias primas, comportamiento mixto. El barril de Brent, de referencia en Europa, cedió un 0,42%, hasta los 85,80 dólares. El de West Texas, de referencia en Estados Unidos, avanzó un 0,18&, hasta los 82,90 dólares. El oro subió un 0,45%, hasta los 1.243,9 dólares.

De nuevo, volvemos a encontrar en los mercados caídas de las Bolsas, elevación de las primas de riesgo, caída del crudo y subida del oro. No es el mejor escenario. Sobre todo teniendo en cuenta que los resultados empresariales que ayer se presentaron decepcionaron a uno y a otro lado del Atlántico. Y que no ha ayudado en nada el inicio de las compras de titulizaciones por parte del Banco Central Europeo. Aunque sí que es verdad que ayer el índice que mide la volatilidad del S&P 500 cayó por debajo del 20%, lo que es un buen síntoma.