Un mercado global de frutas en la red ideado por jóvenes valencianos

Siete ofertas de venta y una demanda de aguacates españoles. / LP

Ponen en marcha la plataforma comercial 'online' Freshdeal

V. LLADRÓ VALENCIA

Todo empezó cuando se percataron de que en las redes sociales había tráfico disperso de ofertas y demandas de frutas y hortalizas al por mayor; productores que intentaban encontrar quién les podría comprar su cosecha y también comercializadores que buscaban determinadas cantidades de naranjas, tomates, piñas, limones y un sinfín de artículos habituales en nuestras tiendas y hasta de los más exóticos de todo el mundo, como rambután, pitaya, durión, mangostán.... Así que, según cuentan Luis Galdón, Yago Soriano y José Manuel Donate, pensaron que podría ser buena idea crear una plataforma con la idea de aglutinar de manera especializada esa oferta y demanda hortofrutícola desperdigada. Al fin y al cabo, ellos mismos, y otros cuatro compañeros, disponían de la suficiente experiencia comercial e informática para arriesgarse a dar el paso. Y lo dieron.

Así nació en septiembre del año pasado 'freshdeal.com', un lugar concreto en la maraña digital donde encontrarse vendedores y compradores de frutas y hortalizas. Y el resultado no puede ser mejor, porque a los diez meses de trayectoria ya suman más de 2.300 empresas productoras y comercializadoras de 120 de países, incluida España, naturalmente, y estiman que han propiciado la materialización de un volumen de negocio del orden de unos 50 millones de euros.

Para estar en esta plataforma 'online' hay que registrarse y pasar el filtro que acredite que la oferta o la demanda es seria; gracias a ello se han podido detectar a tiempo, y desechar, algunos casos en los que se aportaban datos falsos, lo que da garantías a los operadores que participan.

Participar en la plataforma es hasta ahora gratuito, pero dentro de poco se va a implantar un sistema de cuotas que pueden ser de unos 60 euros al mes por cada integrante de este 'escaparate' global. Sus responsables explican que «nunca serán comisiones ni nada por el estilo aplicadas a las operaciones que se realicen, porque nosotros no somos intermediarios, solo facilitamos la plataforma donde comprador y vendedor pueden encontrarse y a partir de ahí discutir precios y condiciones y llegar a posibles acuerdos». Hasta ahora han podido resistir el 'tirón' porque se asoció al proyecto un fondo de inversión alemán que cree sólidamente en el futuro de la iniciativa. Ahora bien, mantenerla y modernizarla cuesta dinero, y hay que rentabilizar.

Por otro lado tienen en marcha nuevas ideas para ir perfeccionando este mercado hortofrutícola global que es 'freshdeal.com'. Por ejemplo, se están encontrando con que «muchos productores más modestos no saben qué han de hacer para poder exportar; se encuentran con que alguien les compra desde un país lejano, les adelanta el dinero, pero a partir de ahí no saben cómo resolver formalidades y cuestiones técnicas», de modo que la plataforma contribuye a poner en contacto a estos vendedores «con profesionales concretos que saben y les pueden resolver cada problema». Puede ser desde los documentos necesarios hasta encontrar con rapidez medio de transporte para enviar un palet.

Otra cuestión en la que ven que hace falta aportar garantías es en la de los pagos/cobros. Quien envía producto quiere asegurarse el cobro y quien paga desea saber que en el caso de que la mercancía no llegue en condiciones pueda recuperar el dinero. Para ello están ultimando un sistema de aseguramiento en el que la plataforma actúe de entidad de arbitraje o mediación, de esta forma: el comprador adelanta el pago, pero no llega aún al vendedor, sino a la plataforma, que confirma el cobro para que se envíe la mercancía, pero no libera el importe hasta que el comprador comunica que ya tiene el producto y está en orden.

Fotos

Vídeos