Mariner vuelve a números rojos y apunta al exterior

I. H.

valencia. La histórica firma del mueble Mariner volvió a entrar en números rojos en 2016, con unas pérdidas de 109.502 euros y una caída de la cifra de negocio cercana al 18% respecto al año anterior, que achaca a la incertidumbre mundial y los conflictos en Oriente Medio.

En la información adjunta a las cuentas depositadas en el registro mercantil, la empresa explica que sus ventas estuvieron marcadas por el alto grado de incertidumbre, con el 'Brexit' y las elecciones de EE UU como factores determinantes de «un año convulso». Además, se vio afectada «muy negativamente» por los conflictos en el Medio Oriente, un mercado tradicional para sus productos en las últimas décadas.

Mariner prevé que la «apertura a la vista de nuevos mercados» le permita recuperar el equilibrio patrimonial, tras cerrar 2016 con un patrimonio negativo de 391.916 euros. Para subsanar ese problema, realizó una operación de reducción de capital y simultánea ampliación por importe de 609.005 euros, con el 50% pendiente de desembolsar en cinco años, y logró un fondo de maniobra positivo de 2,8 millones.

Además, obtuvo flujos de tesorería positivos de 295.305 euros.

La empresa, que superó el concurso de acreedores en 2014 y encadenó tres ejercicios de beneficios, se resintió en 2016 pero confía en remontar y elevar las ventas. En este sentido, destaca la incorporación de una diseñadora de interiores y un comercial de exportación para mantener los mercados actuales y potenciar el español y el americano.

Fotos

Vídeos