La Lonja de Cítricos valenciana quiere que se le reconozca como referencia en toda la UE

Integrantes de la Mesa de Cítricos y de la Lonja de Valencia, ayer, en el Salón del Consulat. / lp
Integrantes de la Mesa de Cítricos y de la Lonja de Valencia, ayer, en el Salón del Consulat. / lp

Una encuesta de la Politécnica revela que el 70% de los productores consulta los datos de esta mesa de cotizaciones y el 56% los usa para cerrar compraventas de fruta

V. LLADRÓ

valencia. La Lonja de Cítricos de Valencia aspira a ser reconocida a nivel nacional y europeo como plataforma de referencia sobre cotizaciones de naranjas y mandarinas, según reclamaron ayer el presidente de la misma, Jenaro Aviñó, y el del Consulat de la Lonja de Valencia, Vicente Ebri, al conmemorar el X aniversario de la mesa citrícola.

Aviñó recordó que la Mesa de Cítricos de la Lonja nació cuando se generalizaba la anómala modalidad de ventas 'a resultas', lo que implicaba un deterioro de la actividad y una drástica caída de la rentabilidad que condujo a abandonos, porque en la práctica significaba que quien entregaba su cosecha sin precio recibía al final una mínima parte, por debajo del coste de producción. Para frenar el proceso, Josep Puxeu, entonces secretario general del Ministerio de Agricultura, propuso crear la Mesa de Cítricos, iniciativa que recibió todo el apoyo de la Asociación Nacional de Lonjas, del Consulat de la Lonja de Valencia, de la Conselleria de Agricultura y de AVA.

Para Jenaro Aviñó, la trayectoria ha sido positiva; habló de «realidad consolidada», como refleja una estudio realizado por los profesores de la Politécnica Raúl Compés y José Mª García Álvarez-Coque, sobre una encuesta a 490 citricultores. Casi el 70% de los consultados reconocen que han consultado alguna vez las informaciones de esta lonja sobre precios, y el 56% que ha utilizado dichos datos de cotizaciones en la práctica, para negociar y cerrar contratos de compraventa de cítricos.

La Lonja cumple su función, aunque necesita extenderse y afianzarse más, y para ello reclama su reconocimiento oficial como plataforma de referencia en el sector, dentro de las medidas de la Ley española de Equilibrio de la Cadena Agroalimentaria y de la norma que Bruselas anuncia para 2018 en toda la UE.

Fotos

Vídeos