La locura consumista de los solteros chinos

La locura consumista de los solteros chinos

La mayor cita mundial del comercio electrónico refleja la pujanza del sector y de la clase media en el Gran Dragón

ZIGOR ALDAMAShanghái

Hoy es la jornada más consumista de la China comunista. Se celebra el 11.11, el Día de los Solteros, un invento que nació en 2009 como una broma entre amigos universitarios que decidieron matar sus penas comprando y que se ha convertido en el mayor acontecimiento mundial del comercio electrónico. El año pasado, durante las 24 horas del 11 de noviembre, los internautas chinos se gastaron más de 16.100 millones de euros en compras 'online' solo en las plataformas del gigante chino Alibaba, el precursor de un evento que hace del Black Friday y del Cyber Monday una broma.

Todo apunta a que hoy esa cifra volverá a batirse. De hecho, entre las 00:00 y las 00:01 minutos -hora local- ya se vendieron productos por valor de casi 3.000 millones de yuanes (389 millones de euros). Cinco minutos después, la cifra era de 20.000 millones (2.600 millones de euros). El vicepresidente Joe Tsai, aseguró que «detrás del poder del 11.11 está la clase media de China, 300 millones de consumidores que entienden lo que supone vivir mejor y que cada vez tienen más requisitos». Pero también dijo que su objetivo no es marcar récords. «Queremos demostrar que se puede gestionar este volumen de transacciones, y mostrar de lo que es capaz la tecnología», apuntó.

Wang Lilang, un joven de Shanghái, fue uno de los cientos de miles de chinos que se mantuvo despierto para apretar la tecla 'enter' a medianoche. «He ido poniendo las cosas que quiero adquirir en la 'cesta' y a las 12 he tratado de comprarlas rápido para que no se agoten las existencias». En cosa de cinco minutos, este estudiante de 22 años ha gastado casi 5.000 yuanes (650 euros), el equivalente a un sueldo medio en la capital económica de China. «Pero me he ahorrado unos 4.000 (520 euros)», apunta orgulloso.

En el extremo opuesto está Wei Ling, una vendedora de accesorios en Taobao, la plataforma C2C de Alibaba. «Las ventas han caído en las últimas semanas porque la gente espera al 11.11 para hacer las compras, pero puedo ver cuántos de mis artículos están en sus 'cestas', así que hace tres días que me he puesto a preparar paquetes para que mañana no sea una locura total», afirma la empresaria. «La explosión del comercio electrónico ha abierto nuevas oportunidades laborales para emprendedores jóvenes como yo, que podemos establecernos como autónomos y crear con muy poco dinero una marca propia».

140.000 empresas

La oferta de este inusual día de rebajas cibernéticas es brutal: 15 millones de artículos con descuento pertenecientes a 140.000 empresas participantes -de las cuales 60.000 son extranjeras-. Citigroup cree que Alibaba puede superar los 20.000 millones de euros en ventas, pero el Día de los Solteros ya no es un evento exclusivo de la empresa que dirige Jack Ma. Se han sumado a la orgía consumista competidores como JD, el segundo mayor portal de compras 'online', que va ganando fuerza gracias a su cooperación con la aplicación WeChat -el WhatsApp chino- y su desarrollador, Tencent.

Consciente de la competencia, anoche Alibaba no escatimó en el presupuesto de su gala anual, un programa de variedades que se retransmite por televisión. Allí, arropados por estrellas mundiales como la tenista María Sharapova, la actriz Nicole Kidman o el cantante Pharrell Williams, deleitaron a la audiencia hasta que la apoteosis llegó con la cuenta atrás de la medianoche.

Entonces se iluminaron las pantallas del centro de prensa con las cifras de ventas en tiempo real. Hasta la medianoche de hoy -5 de la tarde en España- reflejarán una locura colectiva en la que cada vez participa más gente desde el extranjero.

Fotos

Vídeos